Aldo Campeol nos dejó el tiramisú como su gran herencia

tiramisú

Tiramisú, en italiano, quiere decir literalmente “tírame para arriba”. Es un nombre que evoca las propiedades reconstituyentes para levantar el ánimo. Su origen está en un dulce que lleva café, licor, cacao, mascarpone, azúcar y huevo, inventado en Le Beccherie, una osteria situada en la localidad de Treviso, cerca de Venecia, fundada en 1939 por la familia Campeol, justo cuando estallaba la Segunda Guerra Mundial.

Con esta denominación de osteria se conocen en Italia los comederos donde sirven vino y comida sencilla de un menú corto. Ha habido discusiones en Venecia sobre su artífice y, de hecho, la receta no está patentada. Pero al final se creó un consenso entre los expertos.

Tampoco fue hace tanto tiempo, sino allá por los años sesenta, y no aparece en los libros gastronómicos hasta los ochenta. Pero luego su difusión fue imparable y en Italia es uno de los postres por excelencia y el más solicitado por los turistas.

Aristócrata y plebeyo

Tiramisú. Aldo Campeol
Foto vía: Head Topics

Los artífices fueron el pastelero Roberto Linguanotto, Aldo Campeolfallecido el sábado 30 de octubre a los 93 años- y la mujer de éste, Alba. En realidad rehicieron de forma personal y original, una receta que no tiene tanto misterio, pues se trataba de una combinación de dulces de antecedentes aristócrata y plebeyo.

Por un lado, la llamada copa imperial, y por el otro, los mejurjes caseros a base de huevo, licor y azúcar que se despachaban de toda la vida en los prostíbulos venecianos para reponer fuerzas.

Pero aún con toda la celebridad obtenida con tan celebrado postre, Le Beccherie tuvo que cerrar sus puertas el 30 de marzo de 2015. Entonces lo regentaba Carlo Campeol, hijo del recién fallecido Aldo.

Sucumbió a la crisis económica que estremecía a Italia. Pero con el correr de los años su gran invento, el tiramisú, quedó establecido, por derecho propio, como una de esas  genialidades italianas reinventando lo de otros y mejorándolo significativamente.

También le puede interesar: Cannoli, tradicional dulce siciliano