La biodinámica, que gana cada día mas espacio

La agricultura biodinámica, sigue abriéndose camino en la industria alimentaria y ganando cada vez más adeptos; en algunos casos el terrible deterioro de la tierra, tras años de usar agroquímicos, fue lo que obligó finalmente a los dueños a buscar alternativas, que en muchos casos han permitido regenerar la salud del suelo y las cosechas, a través de rigurosos procesos orgánicos, donde se busca maximizar el equilibrio natural del entorno, lo que se traduce en alimentos de excelente calidad.

La biodinámica es un concepto que lleva casi un siglo en desarrollo

Y de hecho se basa en el conocimiento ancestral de cientos de años de agricultura en el mundo, ha sido en años recientes que ha cobrado un mayor auge; cada día son más las personas que se preocupan por consumir alimentos y productos de buena calidad, por lo que han cobrado gran notoriedad las técnicas orgánicas.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

No obstante que la agricultura biodinámica, representa múltiples diferencias de los procesos orgánicos convencionales; pues se busca generar ciclos internos de producción, donde plantas, animales y hasta humanos, generen su aporte necesario para mantener un ecosistema que se alimenta de si mismo, y se mantiene libre de químicos y con la mínima intrusión externa posible.

Mientras que en los cultivos orgánicos, está permitido comprar abonos naturales a cualquier productor, en la agricultura biodinámica se impulsan técnicas, para que al mismo interior del cultivo, se generen los nutrientes y abonos necesarios; que los animales que se alimentan de las plantas, generen el mismo abono que incentiva su crecimiento. 

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Y aunque existe un debate científico donde las diferencias parecieran ser mínimas en comparación con los cultivos orgánicos; los defensores de la biodinámica insisten en que los resultados son aún mejores, basándose también en técnicas astrológicas, tales como la medición de los astros, para definir los diversos cuidados y procesos que se requiere hacer en los cultivos. 

Tal es el caso de los viñedos biodinámicos en países como Argentina, donde depende de la luna, es la hora en la cual se riegan los cultivos, tratando de generar una simbiosis total, con los astros y el entorno. 

Lo que no se puede negar

Es que los productos con la etiqueta certificada como biodinámicos, están cobrando gran auge, especialmente en las nuevas generaciones y en regiones como Europa y los Estados Unidos; esto ha permitido incrementar notoriamente la producción; por ejemplo, en el caso de los vinos biodinámicos argentinos, el 98% se exportan hacia estos países, donde son consumidos de forma cada vez más recurrente. 

Foto: 123rf
Foto: 123rf

De esta forma la agricultura biodinámica se manifiesta como una alternativa importante, en la incesante búsqueda de obtener alimentos más sanos, y que además permitan una mayor restauración de la tierra y el medio ambiente.