La historia del pastel de chucho se cuenta en Pampatar

Pastel de Chucho margariteño

¿Quieren conocer la verdadera y definitiva historia del pastel de chucho? Un multisápido platillo de la Isla de Margarita que por su color y sabor fácilmente evoca una obra de arte culinaria al estilo tradicional neoespartano.

Conoce la verdadera y definitiva historia del pastel de chucho en Juana La Loca restaurant

La oportunidad será hoy, 20 de junio, a las 8:00 pm en Juana La Loca Restaurant, en Pampatar. Allí se llevará a cabo la segunda edición de los conversatorios Esta isla, esta gente, pautados para el tercer miércoles de cada mes. El objetivo es avivar y mantener siempre presente el misticismo intrínseco en las raíces de la “Perla del Caribe”.

El educador, abogado y novelista neoespartano Francisco Suniaga, será nuevamente el gran anfitrión de este evento. Una mezcla de historias, tradición, sabor y toque personal de margariteños que, a través de la cocina, a diario exaltan el acervo gastronómico de su tierra, donde el imponente sol siempre brilla para su gente.

Conoce la verdadera y definitiva historia del pastel de chucho en Juana La Loca restaurant

Invitados especiales pondrán sobre la mesa sus variaciones del pastel de chucho, al mejor estilo de la cocina de autor. Esther González, del restaurant La Casa de Esther; Rubén Santiago, de la Casa de Rubén; Wolfang Leandro, de El Faro de la Zamora, y Oscar Moya, representante de Las arepas de los hermanos Moya, mostrarán sus interpretaciones del rico pastel salado. Un grupo de cocineros ciertamente imperdible.

La tradición del pastel de chucho

Esta isla, esta gente es una travesía de novela para conocer las costumbres y tradiciones más deliciosas de la región. Este 20 de junio, el protagonista es el pastel de chucho, que más allá de su receta original y variaciones, fusiona en cada ingrediente una sustanciosa historia. Ron Santa Teresa hará el maridaje ideal con el platillo margariteño.

Para reservaciones, debe llamar por el número telefónico: (0295) 935.01.52

También le puede interesar:  Sabores nuestros: platos margariteños de mar y tierra