dejar de tomar refrescos

Aun cuando miles de estudios han demostrado que los refrescos tienen efectos perjudiciales sobre la salud, como contribuir con la obesidad, propiciar la diabetes y elevar la presión arterial, muchísimas personas continúan bebiéndolos indiscriminadamente, pues se han vuelto un vicio. Para evitar que seguir haciendo daño a su organismo, he aquí algunos consejos que le ayudarán a dejarlos.

Consejos para dejar de tomar refrescos

1.- Reemplace las dosis de cafeína

Ya que la cafeína es una de las principales causas de la adicción al refresco, la American Nurses Association recomienda cambiar, de forma temporal, la gaseosa por porciones reducidas de café o té.

2.- Recurra a otras fuentes de azúcar

Esa ansiedad por algo dulce que hace que correr en busca de un refresco, es mejor calmarla comiendo una fruta que resulte dulce al paladar.

3.- Que el agua sea su primera opción

Generalmente, la gente compra refrescos cuando está en la calle y siente sed. Para evitar caer en esto, lo mejor es llevar siempre una botella de agua, con lo cual también estaría ahorrando el dinero que gasta en gaseosas. Y si no es posible llevar la botella, al menos opte por comprar agua.

4.- Sustituya la efervescencia

Al igual que lo que ocurre con la cafeína, la efervescencia es otra de las causas que provocan adicción al refresco. Por esto, también se recomienda reemplazar esta bebida con agua a la cual se agregará un poco de soda, para convertirla en un líquido efervescente.

5.- Reduzca las porciones

Es común que, cuando alguien se propone dejar algo, hacerlo de golpe no da resultados efectivos. Lo mejor es ir disminuyendo el objeto causante de adicción, en este caso el refresco, paulatinamente. De esta forma, será posible ir acostumbrándose poco a poco e ir asimilando que no se puede consumir refrescos tan seguido, hasta llegar al punto de no ingerirlos en lo absoluto.

Comments

comments

Compartir