La gastronomía japonesa poco a poco ha ganado terreno en las mesas y con ello el encanto de los paladares. Una de esas infinitas técnicas que han cautivado, es la  tempura – muchos lo conocen por el empanizado que le hacen al sushi– este toque crocante que todos aman.

Aunque parezca sencillo, este rebozado debe ser ligero y crujiente bastante alejado del sabor a fritanga, que no aplica en este caso. Es por eso que la tempura consiste en freír los alimentos durante un tiempo corto bien sea: verduras, pescados y mariscos.

Consejos para hacer una buena tempura:

  • Es importante que los alimentos que se disponga a rebozar como los espárragos, zanahorias o judías verdes secarlas con anterioridad para evitar el exceso de agua. En el caso específico de la berenjena ya contiene líquido en su interior, es por eso que se debe cortar en rodajas y dejarlos con sal un par de minutos para que suden y así quede a la perfección al momento de freír.
  • En el caso de los pescados, calamares deberán ser cortados en piezas de bocado. Una técnica poco conocida para que la masa se le pegue es hacerle pequeños cortes.

Mezcla perfecta:

  • Para tener éxito con esta masa, el agua que se utilice debe estar helada, casi congelada. Aunque la tempura solo lleva, harina, huevo y harina este debe llevar un orden en específico: primero se debe batir el huevo junto con el agua, luego se le añadirá la harina de trigo. Este paso de debe hacer rápido, en cambio el batido no debe ser brusco para que no se hagan grumos.
  • Esta masa no debe estar reposada, así que todos los ingredientes deben estar limpios y listos para ser bañados en esta mezcla y ser sumergidos en el aceite caliente.
  • Al momento de freír se debe estar concentrado en el este paso ya que la cocción es sumamente rápida. Al momento que se doren deben ser retirados al momento y ser colocados en un papel absorbente para que el aceite no quede impregnado.

S.M

Comments

comments