Lo que llamamos fuego es realmente el resultado de una reacción química llamada combustión. 

La seguridad de tu familia  y la tuya es mucho más importante que la de la casa. Si el incendio es lo suficientemente pequeño y está contenido en una olla, es seguro  que puedas apagarlo tapando con precaución y con estas indicaciones.

Si se produce fuego en un sartén o cazuela que está sobre las hornilla

Lo primero mantén la calma y pasar a estas acciones, apaga el interruptor de la cocina es  la prioridad, pues un incendio de grasa necesita calor para mantenerse encendido. No intentes mover la olla. Quizás te salpique aceite hirviendo por accidente. 
Si tienes tiempo es preferible te coloques guantes. La manera más sencilla de sofocar un incendio de grasa es cubrirlo con una tapa. Con la tapa puesta (y sin calor), el incendio consumirá todo el oxígeno y se apagará por sí mismo. No uses tapas de vidrio, pues pueden romperse por el calor extremo de la llama abierta.

Si el incendio de grasa persiste, lánzale bicarbonato o sal de mesa 

El bicarbonato corta el suministro de oxígeno y apaga incendios pequeños, pero no es tan efectivo en incendios más grandes. Hace falta una gran cantidad de bicarbonato para hacer el trabajo.

Utiliza un extintor químico en el incendio de grasa

Tiene que tener una tapa puesta en la olla o el sartén donde se origino el fuego. Si tienes un extintor químico a la mano, no dudes en usarlo en el incendio de grasa. Si bien puede contaminar la cocina, es buena idea si es lo único que se interpone entre tú y una casa quemada.

Lo que no deber hacer 

Nunca lances agua en el incendio de grasa

Siempre pensamos que el enemigo natural del fuego es el agua. Si nos encontramos ante un incendio nuestro primer impulso es buscar agua. Es el error principal que muchas personas cometen al lidiar con un incendio de grasa. Solo hará las cosas peores. El agua y el aceite no van bien juntos. En este caso, la mezcla crea un desastre.

  • Debido a que el agua es más pesada que el aceite, se hunde de inmediato al fondo de la olla. El agua y el aceite no son solubles. Una vez en el fondo, se sobrecalienta y se evapora rápidamente. La evaporación se expande con rapidez, esparciendo y propagando el fuego en todas las direcciones. 
  • No lances ningún otro producto de horneado sobre el incendio, como harina. Es probable que la harina se vea como bicarbonato, pero no reacciona de la misma manera. Solo el bicarbonato puede ayudar a apagar un incendio de grasa.
  • No muevas la olla con fuego de grasa a ninguna parte. Otro error común que la gente comete es intentar mover la olla con el fuego a otra ubicación, como afuera, donde es probable que el fuego haga menos daño. Es un error. Cargar la olla de aceite caliente puede hacer que se derrame y que te queme a ti o a cualquier otro artículo inflamable con el que haga contacto

Comments

comments