Theater of Life

El desperdicio de alimentos es cada vez más alarmante. Un estudio realizado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) arrojó que, solo en Europa, se desechan 89 millones de toneladas al año, lo que supone 179 kilos por habitante. ¿Cómo podrían aprovecharse estos desechos para alimentar a los más necesitados? Este es el tema que aborda el documental Theater of Life, protagonizado por el conocido chef italiano Massimo Bottura.

Theater of Life, comida para el alma

Massimo Bottura puede ser considerado uno de los cocineros más influyentes de la escena gastronómica del mundo. Es propietario y chef ejecutivo de la Osteria Francescana (Italia), nombrado como el mejor restaurante del planeta en 2016 y el segundo mejor en 2017, según The World’s 50 Best Restaurants.

En su opinión, el desperdicio de alimentos en la gastronomía es una realidad que se debe atacar. Por eso decide, en el documental, emprender un proyecto para aprovechar los desperdicios y crear platos. En esta ocasión no sería para complacer a las élites y gourmands, sino para servirlos a los más necesitados: refugiados, drogadictos en recuperación, extrabajadoras sexuales y personas sin alimentos o que viven en situación de calle.

Todo empezó en la Expo Milan 2015. Al terminar la feria se pudieron rescatar de los contenedores de basura cientos de kilos de alimentos que no se emplearon y estaban en buen estado. Massimo tomó estos ingredientes e invitó a 60 de los mejores cocineros. Entre estos Ferrán Adriá y René Redzepi, a preparar platos dignos de una estrella Michelin con solo restos.

Para el chef italiano, era importante que aquellas personas necesitadas no sintieran que se les alimentaba como en un albergue. Por eso convirtió un viejo teatro de un barrio obrero en Milán en un restaurante. Allí, con ayuda de voluntarios, Bottura sirvió a sus nuevos comensales tal y como lo haría en su laureado local.

El documental, dirigido por Peter Svatek, muestra esta crónica desde la perspectiva de los cocineros que colaboraron con Massimo, así como desde la mirada de quienes recibieron la ayuda.

También te puede interesar: Sin reservas

Comments

comments