Los sabores del palacio

Para la mayoría de la gente, la comida casera será siempre la mejor y esto no excluye a altas personalidades, como François Mitterrand, quien fuera presidente de Francia de 1981 a 1995. Por eso buscó a alguien para ver esa sazón en su mesa del Palacio Elíseo durante su permanencia en el mismo. La escogida fue Danièle Delpeuch (Hortense), quien cocinó para el mandatario francés desde 1988 y hasta 1990 y cuya historia es el argumento de la película Los sabores del Palacio.

El filme, con guion de Étienne Comar y Christian Vincent, fue dirigido por este último y estrenado en septiembre de 2012.

La actuación estuvo a cargo de Catherine Frot (Hortense Laborie), Jean D’Ormesson (Presidente), Hyppolite Girardot (David Azoulay), Arthur Dupont (Nicolas Bauvois) y Jean-Marc Roulot (Jean Marc Louvhet), entre otros.

De una granja de Périgord al Palacio

Sabores del palacio 1

La cinta se basa en el libro Carnets de cuisine du Périgord à l’Elysée (Cuadernos de cocina del Périgord al Elíseo) que Delpeuch escribió y en el cual narra sus experiencias tras los fogones de la casa presidencial.

Aunque comienza por el final, con la imagen de Hortense cocinando en un centro de estudios científicos en la Antártida, enseguida se va al momento en el cual ella es entrevistada para asumir el cargo. Quien la recomendó fue su vecino Joël Robuchon, uno de los mejores cocineros de Francia.

Estar al frente de la cocina no es fácil, ya que tiene que enfrentarse al chef y a su equipo, que no tolera estar bajo las órdenes de una mujer. Sin embargo, a pesar de las vicisitudes, logra imponerse y conquista el paladar del mandatario con sus platos sencillos, propios de la campiña francesa.

El día a día está lleno de incidentes, como tener que salir de emergencia a realizar compras de último momento para preparar algún plato o recorrer varios lugares buscando los productos más frescos.

Cocinando para el filme

Ante la falta de apoyo del resto del equipo, Hortense debe ingeniárselas para que todo marche a la perfección y resulte según lo esperado. Por fortuna, dentro de ese ambiente hostil, cuenta con la amistad del joven pastelero que trabaja a su lado.

Tanto encanta Hortense al presidente que a menudo este realiza varias visitas escondido en la noche a la cocina para deleitarse con su comida favorita.

Para llevar a cabo la película, Danièle Delpeuch enseñó a la actriz Catherine Frot a hacer compras y a cocinar el coliflor relleno con salmón que se sirve en el filme. Asimismo, se dispuso de un grupo de cocineros expertos para que hicieran los más variados platos que se pasearon por la mesa de François Mitterrand durante su estadía en el Palacio Elíseo.

También le puede interesar: Burnt

Comments

comments