Foodies - eat-drink-man-woman
Foto vía letterboxd.com

Un pequeño platillo para los foodies que deseen disfrutar de un fin de semana tranquilo y en familia. De eso se trata este aperitivo servido en la pantalla, de ver por primera vez o recordar tres películas que traen a colación la capacidad unificadora de la comida. Diversas historias que reflejan cómo la cocina y la comida son una vía para expresar sentimientos e influir en las relaciones interpersonales.

Comer, beber, amar (Eat drink man woman)

De forma magistral, Ang Lee retrata la vida del cocinero Chu (Si Hung Lung), semiretirado y viudo, quien trata de conservar las tradiciones de las familias taiwanesas. La cocina, por supuesto, es el foco de atención. Preparaciones con ingredientes obtenidos al momento y cuidando hasta el más mínimo detalle. Con sus delicias, trata de complacer a sus tres hijas, que viven que viven en Taiwán. Sin embargo, para ellas esa comida que se ha mantenido por cientos años, ha ido cambiando para dar paso a otras, con nuevos insumos y procedimientos. Se trata de un reflejo de cómo se han resquebrado los valores familiares. La fotografía de la película es excelente y los conflictos van acompañados con un toque de comedia que aligeran la película.

Las actuaciones son acompañadas por diálogos de altura y con ellas se cumple el propósito de dejar en claro que el cambio no se puede evadir y es necesario. Pero, esto no impide que los antiguos valores sean apreciados por las generaciones de relevo y se conserven. El amor y la fe, por supuesto, mueven la vida de los personajes. La menor de las hermanas encuentra a su media naranja gracias al azar, mientras que la mayor retoma una relación del pasado y la del medio se involucra en una relación basada en el sexo.

Chu utiliza la comida y sus rituales para unir de nuevo a su familia y reconciliarse con la modernidad.

Especial de hoy (Today’s special)

En un exclusivo restaurante de Nueva York se desempeña el sous chef Samir (Aasif Mandvi), pero, al sentirse estancado y considerar que no valoran su trabajo, renuncia. Su deseo entonces era irse a estudiar cocina en Francia, pero lamentablemente su padre enferma. Acto seguido, Samir debe tomar las riendas del restaurante indio de su familia, Tandoori Palace en Queens, con dos chefs que no saben lo que están haciendo. Al establecimiento solo acuden los familiares de Samir para, además de comer, jugar cartas.

El conocimiento de Samir sobre cocina india es escaso y se siente agobiado, pero afortunadamente conoce al chef gourmet y taxista Akbar (Naseeruddin Shah). Esto hace que la vida de Samir dé un giro de 360 grados. Aprende las lecciones de Akbar y se ve deslumbrado por Carrie (Jess Weixier) una compañera de trabajo. Pero la madre de Samir (Madhur Jaffrey) tiene entre sus planes que este se case con una niña india. Dentro de este panorama, Samir y su personal se actualizan con respecto al restaurante y luego reciben instrucciones de diversos personajes para preparar platos exóticos. En breve, comienza el agua del local indio de la ciudad de Nueva York. Al tiempo, Akbar debe mudarse y a Samir le toca dirigir el restaurante.

La camarera (The waitress)

La cocina es la vía de escape de Jenna (Keri Russell), una camarera de un pequeño pueblo norteamericano, para drenar su dolor por su reciente separación de un esposo controlador, Earl (Jeremy Sisto), de quien está embarazada.

Ella disfruta preparando deliciosas e ingeniosas tartas, entre las cuales destaca su pastel  “embarazada miserable perdedora quejica”. Sus creaciones son solicitadas por quienes visitan el local donde trabaja, pero, sobretodo, por el más importante, un doctor que llega a la ciudad y con quien comienza a tener una relación.

También le puede interesar: ¡No se los pierda! Bares inspirados en series y películas

Comments

comments