Foto 123rf.com

Se acercan las vacaciones y con ellas los viajes. Llegó la hora de hacer maletas, pero también la de alimentarse adecuadamente para no tener problemas con el estómago y poder disfrutar plenamente. Vienen los desplazamientos y largos momentos de espera en aeropuertos y estaciones. Lo que menos se desea es sentirse mal y tener que detenerse en la vía o estar buscando lavabos. Por eso, es importante tomar algunas precauciones.

Alimentos que se deben evitar

Comida grasosa
Foto 123rf.com

Bebidas lácteas: pueden ocasionar gases y malestar estomacal.

Bebidas excitantes: por supuesto, el alcohol está prohibido. Asimismo, el exceso de té o café, aunque esto dependerá, si se sigue el hábito, no habrá mayores inconvenientes.

Refrescos y agua con gas: provocan hinchazón y, en algunos casos, náuseas y dolor abdominal.

Sal: de esta no hay que abusar, porque provocan mucha sed y eso se traduce en beber líquido en exceso y tener que detenerse a cada instante o estar buscando un lavabo.

Legumbres y verduras flatulentas: aquí se incluyen alubias, judías y otro tipo de granos. En cuanto a las verduras, hay que olvidarse de las coles, la lechuga y la cebolla.

Cítricos y sabores ácidos: nada de naranja, limón, mandarina, toronja, tomate y similares, porque luego viene la acidez y eso pueden arruinar el viaje.

Grasas: mientras menos grasa mejor, ya que estas producen pesadez e hinchazón. También ocasionan somnolencia, lo cual es peligroso para quien conduce, ya que podría acarrear accidentes. Así que nada de comida rápida.

Dulces: los picos de insulina provocan cansancio y acidez. Por eso, nada de bollería, refrescos o chucherías.

Bienvenidos

Sándwich integral de salmón
Foto 123rf.com

Carbohidratos complejos: se digieren de forma gradual y ayudan a sentirse satisfecho por más tiempo. Ensaladas con vegetales y frutas (a excepción de la piña y la manzana) ligeros, pan o cereales integrales, sin azúcar.

Proteínas bajas en grasas: fiambre de pavo, jamón cocido, atún y queso fresco.

Pescados: muy recomendados por su fácil digestión y su contenido bajo en calorías.

Agua: para hidratarse.

Y para el camino

Comer durante un viaje
Foto 123rf.com

Cuando se trata de un viaje vía terrestre, es oportuno llevar algunas frutas y sándwiches de pan integral con vegetales ligeros, y fiambres y quesos bajos en grasa y sal. Igualmente, alguna pasta integral con salsas sencillas. De más está recordar que no se debe comer mientras se conduce.

También le puede interesar: Platos calientes con vegetales verdes

Comments

comments