Verano es sinónimo de sol. De salir a pasear y disfrutar del aire libre. Una rica playa o una divertida piscina cerca del mar, cualquier opción con tal de disfrutar de días agradables. Y si de pasarla bien se trata, una rica comida y unas bebidas muy refrescantes no pueden faltar.

Pero ojo, no todos los alimentos son recomendables cuando se está bajo tanta luz solar. Es muy común que en las playas se consuman cocteles o tragos con frutos del océano. Pero estos tienen una agente en común que puede causar estragos en su piel: ¡el limón!

Si va a comer ostras frescas a la orilla del mar, o beber limonada o margaritas, tenga cuidado de derramar el jugo cítrico sobre alguna de sus extremidades.

Cuando el jugo de limón se expone ante los rayos ultravioleta estando sobre la piel, puede generar una especie de quemadura conocida como fitofotodermatitis. La severidad de la quemada depende de la cantidad de líquido derramado y de cuánto tiempo permanece sobre el cuerpo.

Doloroso descuido

limón quemadura

Por lo general, las quemaduras no se notan al instante sino después de un par de días. Estas pueden durar hasta más de un mes y dejan marcas bastante desagradables. Por lo general lucen como rosetones que, según la gravedad, pueden presentar hasta ampollas.

Lo ideal es que, al notar que un poco de jugo de limón ha caído sobre la piel, la limpiemos inmediatamente con una toalla húmeda o una servilleta.

También le puede interesar: 5 mitos sobre nutrición que vale la pena aclarar.

Con información de Food & Wine.

Comments

comments