papilas gustativas obesidad

Si la obesidad ya era lo suficientemente nociva, ahora con este descubrimiento sería considerada mucho peor. Además de todos los problemas corporales que puede ocasionar el consumo excesivo de grasas y azúcares, este mal hábito podría perjudicar considerablemente el sentido gustativo. Según un experimento de la Universidad Cornell, ubicada en Nueva York, la gordura pronunciada podría tener repercusiones en el funcionamiento de las papilas gustativas.

Los científicos hicieron un estudio con base en ratas para determinar diferentes consecuencias de una alimentación excesivamente grasosa. A un grupo de roedores los alimentaron con comidas que les generaron un aumento de peso brusco, mientras que a otros les dieron solamente alimentos sanos como si se tratase de una dieta balanceada. Al comparar ambos bandos, determinaron que las ratas obesas tenían 25% menos de papilas gustativas, en relación con las  que estaban en perfecto estado de salud. Estos órganos sensoriales son los indispensables para lograr captar los sabores. Al no tener suficientes, es imposible que el ser vivo perciba el gusto de los alimentos.

Los miembros del equipo de investigación explicaron a través de un comunicado compartido en el portal Plos Biology, que esta desaparición de las papilas podría deberse a la inflamación causada naturalmente por la obesidad. Ante la preocupación que generó este hallazgo, los responsables de esta academia argumentaron que todavía no es 100% seguro que ocurra igual con los humanos. Aunque las probabilidades son bastante altas.

obesidad

Consecuencias preocupantes

Uno de los puntos más alarmantes es que al no tener suficiente capacidad gustativa, la persona puede tratar de consumir porciones más grandes para saciarse o recurrir a comidas altas en grasas, que generalmente son las más gustosas. Así, se desencadena un ciclo sumamente nocivo que puede terminar en consecuencias garrafales. Aunque no lo parezca, sentir el gusto de las comidas es más importante de lo que parece.

Robin Dando, uno de los voceros de la institución, habló para la agencia AP y dejó saber que este podría ser un nuevo objetivo determinante en la lucha por erradicar la obesidad en Estados Unidos y el mundo. De igual manera, cree que tal descubrimiento podría ser impulsar mejores hábitos alimenticios.

También le puede interesar: Franceses ahora prefieren hamburguesas antes que baguettes

Con información de Chowhound.

Comments

comments