Foto 123rf.com

En sus diferentes variedades, la mostaza, además de usarse como condimento en la cocina, ofrece una gran cantidad de beneficios para el organismo. Tanto las semillas como las hojas de la planta son ricas en vitaminas, minerales, fibras y antioxidantes. Entre las principales vitaminas que aporta están la A, varias del complejo B, la C y la E. De los minerales, algunos como calcio, magnesio, manganeso, hierro, fósforo, potasio y selenio. Entre los antioxidantes, que están presentes básicamente en las hojas, se pueden mencionar curcumina, glucosinolatos, flavonoides, isotiocianato, indoles, sulforafano, carotenoides, luteína y zeaxantina.

Las semillas

Semillas de mostaza
Foto 123rf.com

Así como sirven para dar vida a la planta, también lo hacen con el cuerpo. Ofrecen los mismos beneficios tanto en su forma natural como procesada (bien sea en especia o en salsa).

  • Facilitan la digestión, promoviendo la secreción de jugos gástricos.
  • Previenen varios tipos de cáncer, incluyendo de estómago y colon.
  • Regulan la tiroides.
  • Por sus nutrientes, contribuyen con la formación de diferentes tejidos.
  • Ayudan a que los músculos se mantengan sanos.
  • Estimulan la producción de glóbulos rojos, por lo que disminuyen la sequedad de la piel.
  • Curan afecciones respiratorias como asma, bronquitis y congestión nasal.
  • Mejoran la circulación sanguínea y aumentan la presión arterial (de ahí su uso para casos de hipotensión).
  • Protegen la visión.
  • Bajan los niveles de colesterol
  • Aceleran el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento.
  • Aminoran los síntomas de la menopausia.
  • Favorecen el buen funcionamiento de los riñones y del corazón.
  • Combaten problemas de migraña.

Las hojas

Semillas de mostaza
Foto 123rf.com

Comparten con las semillas algunas propiedades, tanto crudas, con su sabor intenso y picante; como cocidas, con su textura suave y sedosa. En este último punto, es prudente advertir que algunos de los nutrientes se ven afectados por la acción del calor, de ahí que se recomienda un cocido rápido.

  • Protegen contra el cáncer.
  • Sirven para desintoxicar el cuerpo.
  • Protegen el hígado y mejoran su rendimiento.
  • Reducen el colesterol y disminuyen la probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas.
  • Combaten la osteoporosis.
  • Alivian el dolor.
  • Previenen la artritis.
  • Sirven para mantener el correcto metabolismo de la tiroides y del cerebro.

Cabe destacar que su consumo en exceso puede provocar complicaciones, como dolores estomacales y alzas considerables en la presión arterial.

También le puede interesar: Ensalada de aguacate con atún, saludable y fácil de hacer

Comments

comments