La cebada es un cereal que posee una alta cantidad de fibra y minerales como el selenio, manganeso y fósforo; por eso es tan nutritivo y saludable. Gracias al almidón, es considerado un producto “fortalecedor”, brindando energía extra a deportistas. De hecho, muchos afirman que es uno de los granos más antiguos del mundo, al igual que el farro. A continuación algunos de sus beneficios:

  • Favorece la elasticidad de la piel y la protege de los daños causados por los radicales libres. Esto gracias al selenio que se encuentra en la cebada.
  • Contiene el doble de vitamina C que la naranja. Este nutriente fortalece el sistema inmunológico y reduce las oportunidades de contraer un catarro o gripe. Otros minerales presentes como el hierro y el cobre, son un excelente apoyo para la formación de hemoglobina y glóbulos rojos.
  • La cebada proporciona gran cantidad de energía 354K cada 100 gramos por lo que es un excelente complemento para los deportistas.
  • Favorece la buena salud del colon, como ayuda al buen funcionamiento del intestino, facilita el movimiento fecal y mantiene el estómago limpio, lo cual reduce los riesgos de padecer cáncer de colon y hemorroides.

Mientras que la cebada ayuda a la hora de controlar el colesterol, el agua de cebada también es útil en caso de enfermedades del corazón y de enfermedades cardiovasculares, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales. A continuación explicamos cómo prepararla:

cebada

Agua de cebada

Ingredientes

  • 100 gr de granos de cebada
  • 1 litro de agua
  • Canela
  • 1 rodaja de limón
  • Miel, o azúcar (para endulzar)

 

Preparación

  • Colocar los granos de cebada en un colador y lavarlos.
  • Colocar agua en una taza junto con los granos, y llevar a ebullición.
  • Bajar el fuego y cocinar a fuego lento hasta que los granos estén tiernos.
  • Colar el agua, endulzar al gusto, añadir la canela y el limón, beber fría.

También te puede interesar: Beneficios del aceite de nuez moscada para la salud

Comments

comments