Fruto del monje

Las orientaciones para llevar una vida sana cada vez son más comunes. Alimentarse de una manera más ligera y beneficiosa es una filosofía que constantemente aumenta su popularidad. En toda esta movida, el consumo de azúcar es uno de los más considerados. Los entusiastas de una dieta saludable buscan formas distintas de aportar ese toque dulce a sus comidas. Los endulzantes alternativos cada vez ganan más terreno desplazando al tradicional. En tiempos recientes se ha popularizado el conocido como fruto del monje, una posible vía para dulces sabores totalmente sanos.

Una nueva opción

Semillas procesadas del Luo han guo

La planta Siraitia grosvenorii es originaria del sur de China y el norte de Tailandia. Su nombre científico se debe al trabajo del fotógrafo Gilbert Hovey Grosvenor, quien financió una expedición en los años treinta del siglo pasado que dio con ella. Su denominación popular “fruto del monje” viene de las personas encargadas de cultivarla en zonas rurales y lejanas.

Esta es una planta herbácea trepadora que produce una fruta de tamaño similar a un limón grande de color amarillo o verde pardusco con una piel delgada pero dura, ligeramente cubierta por finos pelos. Su valía se debe a sus propiedades químicas y su contenido de mogrosides, que la hacen hasta 250 veces más dulce que el azúcar común. En algunas regiones de China se utiliza como endulzante artificial y poco a poco se ha popularizado en el mundo.

La característica principal es la ausencia de amargor, muy común en edulcorantes. Además, es totalmente apta para personas con diabetes o problemas de este tipo. Entre otros beneficios, no aumenta el nivel de glucosa en la sangre, no posee calorías y no influye en la aparición de caries dentales ni conlleva otros efectos adversos de los endulzantes. Algunos expertos alegan que es capaz de ayudar a bajar el colesterol, los triglicéridos y el azúcar en la sangre, de mejorar la función del hígado y de reducir los síntomas de ciertas alergias y asma.

Los extractos de esta planta incluso han sido aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense. La entidad ha garantizado que consumirla es beneficioso y no acarrea inconveniente alguno a la salud. Incluso, el Luo han guo, como se le conoce en China, es utilizado de manera naturista para tratar y prevenir ciertas afecciones de salud.

Fruto dulce, costoso sabor

Fruto del monje

El mayor inconveniente que enfrenta el fruto del monje para hacerse un espacio en el mercado mundial es su alto precio. Pocos gramos pueden venderse por cientos de euros o dólares. La razón se debe al lento proceso de cultivo de la Siraitia grosvenorii, y además se requiere de gran cantidad de frutas para obtener poco edulcorante. Los productores advierten sobre el uso moderado del mismo, alegando que debe usarse en pocas cantidades por su sabor intenso.

Una nueva luz para los entusiastas de una alimentación sana pero llena de dulzor brilla en el horizonte. Será cuestión de tiempo para que gozar del fruto del monje y sus beneficios sea muy común.

También le puede interesar:  Beneficios de las plantas para el cerebro

Comments

comments