El fororo

El fororo o maíz tostado y molido es ampliamente conocido en Venezuela, ya que ha formado parte de desayunos y meriendas de muchos. En los hogares se ofrece particularmente a los más pequeños, para ayudarlos con su crecimiento. Sin embargo, es un excelente alimento para todos.

Solo o con leche es una rica bebida para acompañar el desayuno o la cena, ideal para los días fríos o nublados, cuando solo provoca quedarse en casa.

Además de su exquisito sabor, contiene un alto contenido de vitaminas y minerales, así como muchas propiedades. Entre sus vitaminas figuran la A, B, C, E y K, además de ácido fólico, ácido pantoténico y minerales como hierro, magnesio, potasio, selenio, zinc, calcio y fósforo, estupendos para el organismo.

El fororo también posee un alto contenido de yodo, de manera que contribuye a regular la tiroides y, por ende, el metabolismo. Actúa en la síntesis tiroidea para que la glándula produzca las hormonas necesarias para activar el proceso de asimilación del cuerpo.

El fororo

Se consigue en tiendas en dos presentaciones, con y sin azúcar, y se puede preparar en casa. Solo se necesita maíz cariaco o maíz dulce, tanto como se desee. Para hacerlo, se tuesta el maíz a fuego medio sin dejar de remover, hasta que esté dorado. Luego se muele y se agrega azúcar al gusto.

Con el fororo se pueden preparar infinidad de recetas, aparte del atol tradicional. Arepas, tortas, panquecas y pan. En esta oportunidad, un fácil y exquisito pan.

Pan de fororo

Ingredientes

Pan de maíz

  • 1 1/2 tazas de harina de trigo
  • 1 taza de fororo
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 taza de azúcar morena o papelón rallado
  • 3/4 taza de maíz en lata o congelado
  • 1 taza de leche o suero de leche
  • 2 huevos
  • 115 gramos de mantequilla sin sal

Preparación

  • Precalentar el horno a 250 °C. Engrasar y enharinar un molde rectangular o cuadrado, de 20 centímetros de ancho.
  • Cernir la harina de trigo, el fororo y el polvo de hornear en un bol grande y agregar el azúcar o papelón rallado y la pizca de sal. Reservar.
  • Mezclar en la licuadora el maíz con la leche o suero de leche por 10 segundos. Agregar uno a uno los huevos y seguir batiendo por un rato, hasta que todo quede bien unido.
  • Unir los ingredientes líquidos con los secos y remover con una espátula. Derretir la mantequilla y agregarla a la mezcla. Integrar todo, de manera que quede uniforme.
  • Vaciar el preparado en el molde enharinado y hornear a 250 grados por 40 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.

También puedes leer: El Líbano está servido

Comments

comments