Disfagia. Hombre mayor comiendo
Foto 123rf.com

Deshidratación y desnutrición van asociadas al atragantamiento y al paso de alimentos o líquidos hacia los pulmones, ocasionados por una alteración que se denomina disfagia y que afecta a más de 60 por ciento de las personas mayores. Además de algunas previsiones desde el punto de vista postural que se pueden tomar, hay ciertas recomendaciones al momento de comer para mitigar el problema.

Medidas nutricionales

Es fundamental conseguir el volumen, la textura y la temperatura adecuada de los alimentos, así como su aspecto:

  • No se permiten aquellos que exigen mover la lengua o masticar fuerte para tragarlos. Se aconseja cocinarlos en forma de puré, líquidos espesos o cremosos, pasados previamente por un colador.
  • Las bebidas muy líquidas tampoco son aceptadas.
  • Los alimentos fríos o calientes se tragan mejor que los templados.

Permitidos

Crema de auyama
Foto 123rf.com
  • Un truco es añadir queso fundido, salsa blanca, salsa espesa de carne hecha con leche, leche evaporada, mantequilla o yogur suave a los alimentos cocidos, para aumentar el consumo de calorías y proteínas.
  • En el caso de panes, pasteles y panquecas, hay que bañarlos al máximo con leche, jugos, merengadas y gelatinas líquidas, y prepararlos como un puré.
  • La pasta debe estar bien cocida, hasta que alcance una textura suave.
  • Con el arroz y las legumbres se sugiere triturarlos con suficiente líquido, hasta formar un puré.
  • Los cereales como sémola, harina de arroz y cereal de arroz tienen que hacerse en forma de crema. En cuanto a la avena, es mejor utilizar la pulverizada y hacerla bien espesa.
  • Con las frutas se pueden elaborar compotas.
  • Las verduras admiten dos presentaciones, bien sea como sopas espesas o purés.
  • Las carnes bien trituradas son buenas combinadas con purés.
  • Los suflés son ideales, así como los dips, flanes, malteadas y batidos.
  • Yogur sin cereales ni frutas enteras.
  • Gelatinas que no se disuelvan con facilidad.

Prohibidos

Frutos secos
Foto 123rf.com
  • Alimentos pegajosos como el chocolate, la miel y el caramelo.
  • Los fibrosos como espárragos, piña o alcachofa.
  • Cereales secos o preparados con grumos.
  • Semillas, frutos secos y granos.
  • Galletas, bizcochos, tostadas, pan de corteza gruesa.
  • Papas o plátano fritos.
  • Frutas o verduras enteras.
  • Salsa de tomate con semillas.
  • Carnes enteras o molidas.
  • Tocino, salchichas y chorizos.
  • Sopas líquidas y hervidos con verduras enteras.
  • Pimienta y especias fuertes.
  • Conservas de frutas en trozos.
  • Bebidas alcohólicas o gaseosas.
  • Caramelos masticables.

También le puede interesar: Consejos de un gran chef pastelero para el suflé perfecto

Comments

comments