mantequilla margarina

Una de las inquietudes que ha existido siempre acerca de la mantequilla y la margarina es si son lo mismo. Algunas veces hasta se compra o se consume una de ellas y no se sabe, realmente, cuál es cuál, o se sustituye una por la otra en las recetas.

Lo cierto es que definitivamente no son lo mismo, y para quienes sí diferencian el verdadero sabor de la mantequilla es un acto criminal que les sirvan margarina. Sin embargo, esta última es casi tan consumida como la primera y sus números de venta son bastante considerables. Para entender un poco más cómo se distinguen, aquí aportamos varias de sus características.

¿De dónde provienen?

Esta es una de las diferencias más importantes y que, aunque no lo crea, a muchos sorprenderá. Como es bien sabido, la mantequilla es un producto lácteo; es decir, se deriva de la leche. Mientras tanto, la margarina proviene netamente de grasa vegetal.

La mantequilla es un invento bastante antiguo, incluso hay registros desde antes de la aparición de Cristo. En cambio, la margarina fue desarrollada a través de una fórmula química inventada en Francia en 1869. Nació, realmente, como una alternativa más económica a la mantequilla, y fue bajo esa premisa que llegó un año después a Estados Unidos.

Su comercialización significó un fuerte impacto para las compañías productoras de mantequilla, que vieron cómo comenzaban a multiplicarse las empresas especializadas en margarina.

mantequilla
Mantequilla

¿Cuáles son sus verdaderos colores?

Producto de la cantidad de grasa, la mantequilla es naturalmente amarilla, ya que es rica en pigmentos betacarotenos. Por otro lado, la margarina es totalmente blanca, pero para que pueda parecerse más a su contrincante suelen teñirla con colorante amarillo.

Actualmente, en algunos lugares está restringido el consumo de este producto, pues se está en contra del colorante artificial. Aunque muchos aseguran que se trata de un mecanismo para beneficiar el mercado de la mantequilla.

¿Qué tan dañinas son?

Al ser un producto animal, la mantequilla tiene altas cantidades de grasas saturadas y colesterol, mientras que la margarina posee muchas grasas trans, que suelen ser bastante nocivas para la salud y condenadas por expertos. En los últimos años, los productores han tratado de reformular la obtención de margarina para reducir este tipo de sustancias. Ha habido avances, pero es imposible que logren erradicarlas completamente.

margarina mantequilla
Margarina

¿Qué prefieren los consumidores?

Al aparecer, como una alternativa más económica y sana a la mantequilla, la margarina logró posicionarse por muchos años como la número uno del mercado. Sin embargo, ya que han quedado al descubierto sus efectos perjudiciales, y la gente pareciera preferir cada vez más los productos naturales, la mantequilla se ubica como la favorita de todos.

Sí, es muy difícil que algo pueda ganarle a una rica mantequilla de calidad.

También le puede interesar: Ferrán Adriá transformará antigua sede de El Bulli.

 

Comments

comments