dieta líquida

Ganar peso es muy fácil, lo difícil es perderlo. Cuando se tiene cierta edad las posibilidades de poder recuperar la figura son más distantes que cuando somos jóvenes; por esta razón muchos expertos estudian la manera más saludable para disminuir esos kilos que están sobrando, una forma de conseguirlo es con una dieta líquida.

Pero el hecho de ser jóvenes no quiere decir que no se cometa un abuso al ingerir alimentos; así que lo primero que haremos es analizar dónde o cuándo se comete los abusos, seguramente ya concluiste que son los fines de semana. Entonces manos a la obra para comenzar la semana con una dieta líquida que elimine toxinas y puedas sentirte ligero.

Modelo de una dieta líquida

En la mañana y a mitad de tarde

El desayuno es importante, es la primera comida del día y la que no puedes dejar de consumir, no quiere decir con eso que debes comerte todo lo que te presenten, sólo debes considerar el hecho de que tu cuerpo tiene 8 horas sin consumir nada y que en la mañana debes darle un desayuno lo más sano posible, sin fritura y harinas.  El truco en esta comida y en la merienda es tomar un vaso de batido de frutas, pero es importante que sea jugo natural y que si consumes leche, sea descremada.

A la hora del almuerzo y la cena

Si bien en la mañana se supone que debías consumir solo jugo, no es aconsejable dejar de alimentarse con un poco de comida solida (recuerda nada de frituras y harinas), en el almuerzo debes sustituir cualquier alimento que solías comer por sopas y cremas de legumbres, sin olvidar tu jugo de frutas frescas, puede ser tu favorita siempre que sea jugo natural. Este régimen sirve para la cena.

El logro obtenido podría ser dos kilos menos en un solo día.

Esta dieta se puede hacer con un día de por medio, no es recomendable que se realice de manera continua. Una vez finalizado el día de la dieta líquida y cuando retomes tu alimentación habitual no olvides que esta debe ser equilibrada para no perder el trabajo hecho hasta ahora.

Comments

comments