Sensor para medir sodio

El mundo cada vez es más consiente de la importancia de una alimentación balanceada. Esto se resalta aún más en personas con necesidades especiales que requieren de una dieta estricta para cuidar su salud. En los últimos años, el consumo de sal ha estado bajo el ojo del huracán por los efectos negativos que trae a algunos comensales. Para solventar esto, un grupo de científicos desarrolló un sensor especial para regular la ingesta de sodio.

Sodio avisado no mata soldado

El prototipo fue creado por un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia, Estados Unidos. Se trata de un aparato que se instala en la boca que medirá sus niveles de consumo de sal. El aparato funciona de manera inalámbrica y es totalmente flexible y adaptable a cualquier tamaño.

El dispositivo envía una señal a través de Bluetooth hacia el teléfono de la persona, indicando los datos de la cantidad de sodio ingerida en tiempo real. De esta manera pueden tomarse medidas y ajustar su dieta según sus necesidades.

El profesor Yeo Woon-Hong, parte del equipo, manifestó la importancia de estos avances.  “Todo se hace sin causar molestias y de manera inalámbrica. Así podemos medir la cantidad de sodio que una persona consume a través del tiempo”, comentó el investigador. Según sus palabras, este aparato podría ayudar a las personas a restringir su consumo y adaptar mejor su dieta.

El sensor fue probado durante varias semanas en tres personas adultas, quienes fueron registrando los datos obtenidos en su manera de comer. Los resultados fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Ahora el objetivo del equipo es perfeccionar el sensor y hacerlo más cómodo. Actualmente tiene el aspecto de frenillos dentales. Se plantean reducirlo hasta que sea posible llevarlo en un diente y sea totalmente imperceptible.

Lo que debe saber cobre el consumo de sal

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una explicación detallada de cómo debe ser el consumo ideal de sal para evitar cualquier inconveniente por exceso. Lo recomendado es que, en adultos, la cantidad diaria sea igual o inferior a 5 gramos, preferiblemente entre 2 y 3 gramos. Mientras que, normalmente, una persona ingiere entre 9 y 12 gramos al día.

La OMS señala que la gran mayoría de los alimentos ya poseen sodio de manera natural, por lo cual es posible prescindir de añadirles más para condimentar. Como medidas para reducir la presencia en los alimentos, aconsejan evitar añadir sal. Además, no colocar saleros en la mesa y evitar snacks muy salados.

También le puede interesar:  Consejos para un buen espresso según científicos

Con información de SuMédico y GastronomíaYCia

Comments

comments