tomate

El tomate de árbol  se cultiva en zonas tropicales de Sudamerica, y tiene mucha similitud con el tomate que todos conocen. El interior de esta fruta varía entre el rojo, amarillo y naranja. Su parte exterior es firme y la vez carnosa, mientras que su pulpa es suave y  gelatinosa con semillas comestibles.

Esta fruta es baja en calorías, posee fibra y vitaminas A, B6, C y E, además de potasio, magnesio, calcio, hierro y fósforo, entre sus principales minerales. Igualmente, contiene proteínas, agua, carbohidratos y caroteno.

Algunos suelen incluirla en las comidas de diversas formas como: jugos, ensaladas, postres y platillos que contengan carne o pescado.

Mejora la visión: por su acción antioxidante funciona perfectamente para fortalecer el sistema inmunológico y es especialmente bueno para mejorar la visión. Aunque  se recomienda para controlar la presión alta y el colesterol.

Fortalece el cerebro: ayuda a calmar los dolores de cabeza, migraña y otras dolencias. Mejora considerablemente la memoria y concentración.

Ayuda a bajar de peso: esta fruta contiene fibra, por lo que produce un efecto laxante estas dos propiedades son de gran ayuda para mejorar todo lo relacionado con el tránsito intestinal o la regulación del mismo. Elimina toxinas y reduce la grasa abdominal. Un licuado sin azúcar es ideal para quemar calorías.

También te puede interesar: Tips para pelar tomates como un experto

Comments

comments