Nuestro lector Juan Parra Duarte, nos envió su receta de empanada criolla venezolana, que contiene caraotas negras y queso blanco rallado.

A continuación la receta de Juan Parra Duarte

Empanada cacera criolla de Juan Parra Duarte

Ingredientes

  • 1 kg de Harina de maíz precocida
  • 100 gr de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • Un toque de azúcar o papelón
  • 2 ajíes dulces
  • ½ cebolla
  • ½ pimentón
  • 3 dientes de ajo grande
  • 1 taza de caraotas negras grandes ya blandas
  •  ½ litro de aceite
  • ¼ litro de manteca de cochino
  • 1 kg de queso blanco rallado

Preparación

  • Amasar el kilo de harina de maíz precocida en agua tibia, en ese punto, arropar la masa con 100 gr de harina de trigo y  seguir amasando.
  • Agregar una cucharadita de sal y un toque de azúcar o papelón, que además de darle el sabor característico venezolano ayuda a que sean más crujientes y doraditas.
  • Hacer bolitas del tamaño de un puño y dejar reposar tapadas con un trapo húmedo.
  • Picar finamente 2 ajíes dulces, ½ cebolla, ½ pimentón, 3 dientes de ajo grande y sofreír en un sartén amplio con aceite onotado hasta dorar.
  • Agregar en la sartén una taza de caraotas negras grandes hasta que se rehoguen y mermen adquiriendo una consistencia homogénea, bajar el fuego y reservar.
  • Calentar en un sartén agosto  ½ litro de aceite mezclado con ¼ litro de manteca de cochino bien limpia y sin residuos a fuego medio. No se asusten por la cantidad de aceite pues esa abundancia hará que la empanada no absorba el aceite ni se enchumbe.
  • Hacer una bolita del tamaño de un metro y sofreír para darle al aceite el sabor de la masa, vigilar su consistencia, al dorar se saca.
  • Luego de este proceso es hora de empezar a armar las empanadas.

  • Colocar las bolitas de masa sobre una bolsa plástica extendida y ligeramente aceitada.
  • Aplanar con los dedos procurando que la masa quede muy delgada.
  • Ese es uno de los secretos de nuestra ricura, no son buenas las empanadas de masa gruesa.
  • Colocar una cantidad prudente de caraotas con una abundante capa de queso blanco rallado y cerrar.
  • Con la ayuda de una taza y su borde cortamos en semi luna, cerrar y freír con paciencia y sonrisas.
  • Al dorar escurrir el exceso de aceite sobre papel absorbente o servilletas y listo.
  • Comer con una salsa hecha con un suero de leche aliñado con ajo y ajíes dulces, toda una bondad.

¡Buen provecho!

Comments

comments