Paté de hígado

Rico en sabor y ácido fólico, el paté de hígado posee innumerables propiedades y es ideal para servir como aperitivo. Si bien sus beneficios varían según la preparación, en términos generales son casi siempre los mismos.

El hígado de pollo pertenece al grupo de las vísceras, es un alimento económico y de uso común. Su alto contenido de vitaminas y minerales lo convierte en un aliado para la salud, sobre todo cuando se ha padecido de bajos niveles de hemoglobina, ya que contribuye a la construcción de glóbulos rojos.

Su alta concentración de vitamina A, en forma de retinol, ayuda a proteger las células del organismo y facilita el crecimiento, por eso es altamente recomendado en las dietas infantiles. Además, es un regenerador celular, de manera que mantiene al cuerpo joven por dentro y por fuera.

También tiene vitamina B12, necesaria para producir ADN. El cuerpo puede almacenarla durante años, pero es recomendable comer hígado cada tres meses, sobre todo aquellas personas que practican deporte. Igual, siempre es necesario consultar con el médico antes de hacer algún cambio drástico en la dieta.

En tal caso, con esta receta se puede preparar un plato sano y nutritivo.

Paté de hígado de pollo

paté con pan

Ingredientes

  • 1/2 kilo de higaditos de pollo
  • 1 panela de mantequilla
  • 1 cebolla picada gruesa
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 2 cucharadas de coñac o brandy
  • 1 queso crema pequeño
  • 1 taza de agua
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Limpiar bien los higaditos de pollo.
  • Colocar en un molde refractario los higaditos, el agua, la sal, la pimienta, el laurel, la cebolla, el ajo y la mantequilla.
  • Poner en el microondas cubierto con una tapa (que no quede hermético) y calentar por 15 minutos.
  • Retirar y colocar en la licuadora con un cuarto del agua. Agregar el queso crema, el coñac o brandy y licuar a máxima velocidad. Añadir el resto del agua y licuar hasta que todo quede homogéneo.
  • Enmantequillar un molde y refrigerar durante 12 horas.
  • Preferiblemente hacerlo el día antes de que vaya a ser consumido, para que quede bien cuajado.

También te puede interesar: Deliciosos callos a la madrileña

Comments

comments