hummus de cebolla caramelizada

La cebolla caramelizada va bien con todo, desde sándwiches hasta ricas tostadas con ricotta. El hummus viene del Medio Oriente y como toda preparación clásica, tiene sus secretos. Para esta versión van a caramelizarse unas cebollas y va a agregarse tahini, más una cabeza de ajo para darle gusto un poco picante.

Hummus de cebolla caramelizada

Ingredientes

1 cabeza de ajo

Aceite de oliva

1 cebolla grande, cortada en rodajas finas

Una lata de garbanzos, escurridos y enjuagados (aproximadamente 2 tazas)

1/2 taza más 2 cucharadas de tahini

2 cucharadas de jugo de limón fresco

Sal al gusto

2-4 cucharadas de agua

Preparación

Precalentar el horno a 350 °C. Cortar la parte superior de la cabeza de ajo, lo suficiente para exponer los dientes y colocarla en una bandeja de horno, rociar una cucharadita de aceite de oliva. Hornear durante 20-30 minutos o hasta que el ajo esté suave.

Retirar del horno y dejar enfriar por completo. Una vez lo suficientemente frío para manejar, pelar cada ajo.

Poner la cebolla y una cucharada de aceite de oliva en una sartén mediana a fuego medio alto. Cocinar hasta que la cebolla se dore, luego reducir el fuego a bajo. Continuar cocinando hasta que la cebolla esté suave y marrón, unos 15 minutos.

Añadir la mitad de la cabeza de ajo, la cebolla caramelizada, los garbanzos, el tahini, dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen, zumo de limón y sal a un procesador de alimentos o licuadora de alta potencia.

Mezclar hasta que todo se combine; luego, añadir una cucharada de agua a la vez, hasta que el hummus tenga una consistencia suave, espesa y untable.

Saborear el hummus y añadir el ajo asado restante si lo desea.

Probar y agregar más sal si es necesario.

Servir.

Comments

comments

Compartir