¡Hágala usted mismo! Mermelada de tomates casera

Cuando se piensa en algo para untar y ahuyentar los antojos de las tardes vienen a la mente sabores como fresa o durazno, por decir solo algunos. Sin embargo, existen otros gustos más atrevidos que pueden ser excelentes acompañantes de una galleta o un trozo de pan. Esta rica mermelada de tomates es  muestra de ello.

Mermelada de tomates casera

Ingredientes

  • 1 kilogramo de tomates maduros
  • 500 gramos de azúcar
  • 1 rama de vainilla
  • Jugo de medio limón

Preparación

  • En una olla, con abundante agua, escaldar los tomates. Escurrirlos y, con un cuchillo muy afilado, hacerles una cruz en la parte superior. Echarlos nuevamente en el agua hirviendo, contar lentamente hasta 30 segundos, sacarlos y dejarlos templar. Eliminar entonces la piel de los tomates por donde se ha realizado el corte. Quitarles la parte inferior, cortarlos por la mitad y retirar las semillas. Cortarlos en trozos pequeños.
  • En una olla, echar los trozos de tomates con el azúcar, el jugo del medio limón y la rama de vainilla abierta por el medio.
  • Llevarla a fuego alto y, cuando empiece a humear, remover y bajar el fuego a medio-bajo. Dejar cocer durante 40 minutos, mezclando ocasionalmente.
  • Cuando los ingredientes se hayan integrado y, aunque la mermelada aún esté un poco líquida, retirar del fuego. Esta espesará cuando se enfríe, gracias al caramelo que se forma por el azúcar.
  • Quitar la rama de vainilla y echar la mermelada en envases de vidrio, previamente lavados y enjuagados con agua hirviendo. Llenarlos lo más posible, taparlos y ponerlos a cocer en baño maría durante 40 minutos para poder conservarlos.
  • Guardar en la despensa o en la nevera. Una vez abiertos, sí necesitan estar refrigerados.

También le puede interesarDip de berenjena con solo tres ingredientes

Comments

comments