Foto: Archivo

No se deje llevar por su nombre, esta deliciosa salsa no proviene del país de los tulipanes, Francia es la cuna de esta receta. Muy parecida a la mayonesa, pero la diferencia más evidente es que lleva mantequilla y no aceite, además de jugo de limón. La salsa holandesa es perfecta para impresionar a los comensales.

Salsa holandesa

Ingredientes

  • 4 yemas de huevo
  • 225 mililitros de mantequilla clarificada
  • ½ taza de jugo de limón
  • Sal

Preparación

  • Lo primero que se debe hacer es clarificar la mantequilla. Para ello, ponerla en un bol a baño maría, sin que el agua llegue a hervir. Hay que esperar a que se derrita sin remover, dejando que la grasa se separe del suero lácteo. Después, solo queda retirarla con la ayuda de una cuchara.
  • Por otra parte, echar las yemas en un bol, también a baño maría, y montarlas con el batidor. Añadir el jugo de limón y seguir batiendo. Cuando hayan doblado su volumen, agregar poco a poco la mantequilla clarificada.
  • Al obtener una emulsión que se acerque en consistencia a la mayonesa, agregar la sal y remover.
  • Mantenerla tapada con papel envoplast por unos minutos.
  • Para esta salsa se debe cuidar de que no se corte en medio de la preparación.
  • Servir con pan o galletas.

También le puede interesar: Dip de berenjena con solo tres ingredientes 

Comments

comments