La Tarta Sacher posee dos mitades de bizcocho “sacher” y en el medio de ellas, una capa de mermelada de albaricoque. Es una tarta realmente deliciosa, una receta no demasiado complicada de preparar y con la que quedar estupendamente con los invitados cuando tengamos una celebración o merienda.

tartaTarta Sacher casera

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 5 huevos
  • 200 gr de azúcar
  • 150 gr de mantequilla
  • 200 gr de chocolate negro
  • 150 gr de harina de trigo
  • 50 gr de almendras molidas

 

Para el glaseado de chocolate

  • 200 gr de chocolate negro, troceado
  • 200 ml de nata para montar
  • 50 gr de mantequilla
  • 200 gr de mermelada de albaricoque (para el relleno)

 

Preparación
  • Precalentar el horno a 180º. Preparar un molde alto de 20 cm engrasándolo y enharinándolo.
  • Fundir el chocolate troceado y la mantequilla en el microondas o en una cacerola. Reservar, dejando que enfríe ligeramente.
  • En un bol colocar los huevos con el azúcar, y con un batidor de varillas, batir hasta que tripliquen su volumen durante unos 10 minutos. Añadir la crema de chocolate, y revolver hasta integrar bien. Añadir la almendra molida, la harina y con una espátula mezclar bien.
  • Verter la masa en el molde, y hornear unos 45 minutos. Retirar del horno, dejar enfriar unos 10 minutos, y desmoldar boca abajo sobre una rejilla. Una vez frío, dejar reposar el bizcocho hasta el día siguiente, guardándolo en un recipiente metálico. No es necesario esperar hasta el día siguiente, pero de esta manera el bizcocho está más asentado y el corte es más limpio.
  • Al día siguiente, con un cuchillo afilado abrir el bizcocho por la mitad. Calentar la, y añadir por una de las mitades del bizcocho. Cubrir con la otra mitad.
  • Preparar por último el baño de chocolate. En una cacerola a fuego, calentar la nata. Retirar del fuego, agregar el chocolate troceado, y remover hasta que se disuelva. Añadir por último la mantequilla, y remover nuevamente hasta obtener una ganache liso y brillante.
  • Colocar la tarta sobre una rejilla, y bañar el bizcocho con el ganache de chocolate. Guardar la torta en la nevera hasta el momento de servir, y sacar una hora antes de degustarla. Disfrute.

También te puede interesar: Increíbles beneficios del chocolate negro

Comments

comments