huesos de santo

Los huesos de santo son unos dulces elaborados con mazapán, de color blanco, forma cilíndrica y alargada, y rellenos de dulce de leche. Son muy populares en España, se parecen mucho a un hueso y de allí proviene su nombre. Un postre suave y cremoso para acompañar el café de la tarde.

Huesos de santo

Ingredientes

Para el mazapán
  • 250 gramos de almendra molida
  • 200 gramos de azúcar
  • 100 mililitros de agua
  • Ralladura de un limón
  • Azúcar glas (para trabajar la masa)
Para la crema
  • 4 yemas
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 gramos de agua
Para el glaseado final
  • 200 gramos de azúcar glas
  • 5 cucharadas de agua

Preparación

Mazapán
  • Primero se deben hervir las almendras, secarlas y esperar a que enfríen para retirarles la piel. Una vez secas, agregar azúcar y triturarlas.
  • En una cazuela, echar agua y azúcar. Remover y llevar al fuego hasta que hierva y esperar dos minutos aproximadamente, hasta que se forme un almíbar ligero.
  • Incorporar el almíbar a la masa de almendras, poco a poco, integrándolo bien. Es importante que la masa quede maleable y no muy mojada.
  • Formar una bola con la masa y dejarla reposar por una o dos horas.
  • En la encimera de la cocina, colocar papel de hornear y espolvorear encima el azúcar. Tomar una porción de la masa y extenderla con un rodillo hasta que tenga un grosor no mayor de 3 milímetros.
  • Con la ayuda de una regla y un cuchillo, cortar la masa en tiras de cinco centímetros de ancho.
  • Con un palito de los que se utilizan para las brochetas, hacer incisiones en las tiras de mazapán para que parezcan huesos.
  • Cortar cada tira en piezas de seis centímetros.
  • Utilizar otro palito para hacer los cilindros. Presionar ligeramente en la unión de los dos bordes y dejar que se sequen los durante unas horas.
Crema
  • Mientras los huesos se secan, separar las claras de las yemas y batir.
  • Aparte, en una olla, hacer el almíbar con el agua y el azúcar, sobre el fuego durante cinco minutos.
  • Añadir poco a poco el almíbar a las yemas, cuidando que estas últimas no lleguen a cuajarse.
  • Echar la mezcla en un bol y llevarla a baño María, removiendo sin parar, hasta que se haya espesado. Este proceso llevará unos 30 minutos.
  • Es fundamental que la crema esté espesa y con consistencia, para que quede estable dentro de los huesos de mazapán.
  • Dejar enfriar y guardarla en la nevera durante una hora.
  • Rellenar una manga pastelera con la crema e introducirla en los huesitos.
Glaseado
  • Diluir el azúcar glas con el agua.
  • Cubrir los huesos y servir.

Tammbién le puede interesar: Pay de leche condensada cubierto de chocolate

Comments

comments