Deliciosa receta apta para celíacos, diabéticos e hiperinsulínicos

Ingredientes

  • 200 gr de maní sin piel (para hacer la crema de maní)
  • 100 gr de crema de maní ya procesada
  • 70 gr de cacao puro sin azúcar
  • 50 gr de harina de caraotas negras
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 6 cucharadas de leche descremada
  • ¾ de taza de endulzante (estevia, sucralosa, xilitol)
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • Almendras para decorar

 

Preparación

  • Para hacer la crema de maní, procesar el maní sin piel, colocarlos en un sartén y luego llevar a un procesador de alimentos junto con 2 cucharadas de aceite vegetal o aceite de maní.
  • Procesar en intervalos de 5 segundos, preferiblemente en la velocidad más baja o intermedia que tenga el procesador. Con una espátula ir integrando la mezcla, que al principio comenzará a verse como un mazapán y luego empieza a soltar aceite el maní y se torna más pastosa. Puede llevar unos diez minutos de procesado, de 5 segundos en 5 segundos, hasta obtener una crema aceitosa y pastosa. (Si lo desea utilizar mantequilla de maní comercial, puede hacerse).
  • En una olla, mezclar con un batidor 100 gr de crema de maní con los 3 huevos. Agregar el cacao en polvo, el edulcorante y la leche, mezclar hasta que quede bien homogéneo. Incorporar la vainilla, la harina de caraotas previamente tamizada, la pizca de sal y el polvo de hornear. Combinar todo muy bien y llevar a una tortera previamente engrasada. Decorar en la superficie con almendras y hornear a 170 °C hasta que al introducir un palillo en el centro este salga seco.

NOTA: No todos los edulcorantes tienen la misma capacidad de endulzar. Es importante que al momento de preparar cualquier receta, probemos la mezcla para ver si hay necesidad de agregar más cantidad de edulcorante.

Vía Mariana Martínez

Comments

comments