Utilizar pescados en nuestra cocina nunca dejará indiferente a nadie. Los sabores del mar encantan paladares en cualquier forma y presentación. En este caso, el protagonista es un rico bacalao.

Un pez con grandes cualidades en cuanto a sabor. Además, es sumamente nutritivo. Con gran contenido de vitaminas y de omega 3.

En esta oportunidad, se prepara al horno. Gratinado con una rica salsa bechamel. Y acompañado de papas y cebollas. Una combinación de excelentes gustos y texturas.

Bacalao al horno gratinado con bechamel

Ingredientes
  • 500 gramos de bacalao desalado y sin espinas
  • 200 mililitros de nata para cocinar
  • 2 papas grandes
  • 1 cebolla grande
  • 1 vaso de leche
  • 2 cucharadas de maicena o harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Nuez moscada
  • 1 hoja de laurel (opcional)
  • Aceite de oliva extravirgen
  • Sal y pimienta
Preparación
  • Desalar el bacalao con un día y medio de anticipación, colocándolo en un recipiente con agua fría. Cambiar el agua cada ocho horas. Cumplido el tiempo, reservar en la nevera.
  • Cocer el bacalao en una olla con agua. Al hervir, dejar por tres minutos. Retirar del fuego, colarlo y retirar la piel y las espinas. Trocear el pescado con las manos.
  • Lavar y pelar las papas y cortarlas en rodajas delgadas.
  • Verter aceite de oliva en una sartén, calentar a fuego medio y, una vez que haya alcanzado una temperatura adecuada, añadir las papas y freír ligeramente. No deben estar completamente fritas, pues se terminarán de cocinar en el horno. Reservar.
  • Pelar y cortar la cebolla en rodajas y sofreírlas durante 5 minutos a fuego medio. Tapar la sartén para que se cuezan mejor.
  • Una vez que la cebolla se haya puesto fina y transparente, echar el bacalao y cocinar unos 5 minutos más; luego apagar el fuego y retirar ambos ingredientes para colocarlos en un plato.
  • Precalentar el horno a 180 ºC (346 ºF).
  • Para preparar la bechamel. En una sartén a fuego bajo añadir la mantequilla y la harina, remover para evitar que se formen grumos. Incorporar poco a poco la leche sin dejar de remover y, a continuación, hacer lo mismo con la nata.
  • Adicionar la nuez moscada, sal y pimienta al gusto, y mezclar hasta que la bechamel espese. Debe quedar cremosa pero no demasiado espesa.
  • Unificar las papas, el bacalao y la cebolla con esta salsa removiendo gentilmente. Llevar todos los ingredientes al horno, en una bandeja apta para tal fin, y dejar gratinar durante 20 minutos o hasta que dore.
  • Retirar del horno y servir.

También le puede interesar:  Merluza horneada rellena de verduras

 

Comments

comments