Foto: 123rf

Esta receta de masa para pizza es fácil de preparar, una masa ligera que debe hornearse a altas temperaturas.

La pizza es un plato de origen napolitano, en Italia se consiguen las mejores hechas en hornos de leña.

En sus inicios este plato eran panes redondos apenas saborizado con aceites y especies.

A continuación les enseñamos hacer una perfecta masa para este popular platillo italiano.

Foto: 123rf
Foto: 123rf

Ingredientes

  • 200 gr agua
  • 300 gr harina, preferiblemente harina de fuerza
  • ½ cucharadita de sal
  • 20 gr levadura fresca o levadura de panadería
  • 15 gr aceite de oliva virgen extra

Preparación

  • Mezclar la harina con la sal y la levadura en un recipiente amplio.
  • Hacer un volcán en el centro y añadir el agua templada y el aceite de oliva.
  • Remover bien con un tenedor hasta que quede una masa lisa que no se pegue.
  • Pasar a una mesa enharinada y proceder a amasar, estirar y aplastar la masa con la base de la mano, doblar la masa por la mitad y presionar de nuevo con la palma de las manos, repetir este proceso durante 5 minutos.
  • Espolvorear de vez en cuando con un poco de harina la mesa y las manos para evitar que se pegue, pero en pequeñas cantidades para no endurecer la masa.
  • Refinarla aplastando, retorciendo, girando y dandole forma alargada en la mesa.
  • Unir los extremos y amasar con los puños hasta fusionar el conjunto, repetir el proceso durante 5 o 10 minutos.
  • Cuando este lisa y elástica, pasar a un recipiente amplio y ligeramente aceitado.
  • Cubrir con envoplat (film transparente) o con un paño de cocina impio y dejar fermentar en un lugar cálido durante 40 minutos o hasta que doble su tamaño.
  • Una vez fermentada, enharinar la mesa de trabajo y aplastar la masa con los puños suavemente, hasta eliminar el aire en el interior.
  • Cortar en dos o tres porciones y estirar con un rodillo sobre la mesa hasta que quede fina, según sea su preferencia.

 

Comments

comments