Foto: 123rf

El bizcocho es un panecillo o una rebanada de pan de molde que ha sido horneado dos veces. De esa doble cocción viene su nombre francés (biscotte), italiano (biscotto) y español (bizcocho).

Es decir bis cottum, una voz latina que significaría dos veces cocido. Claro que había antes panes de una cocción, pero no de una doble cocción. Eso se le ocurrió en 1903 a Charles Heudebert, un panadero francés que decidió hornear dos veces su pan para no perderlo. Se había vendido ese día poco pan.

Y Heudebert, ingenioso y austero, decidió hornearlo dos veces para conservarlo mejor. El sabor y textura gustó a sus clientes, que podían mantenerlo por más tiempo en sus casas sin que desmejorara su aspecto. Así nació la industria moderna de la bizcochería.

Comments

comments