Hígado al curry

“¿Mamá, qué hay de comer?”, preguntan los niños desde la puerta de la cocina. “Hígado”, responde la madre muy contenta.

Los niños arrugan la cara, y nadie sabe por qué. ¿Será porque son muy pocos los que aprecian el sabor y la textura de un buen hígado? Parece que sí. “Pero hoy es al curry, seguro les gustará”, dice la señora con certeza. Si ella dice que es rico, pues hay que hacerle caso.

Esta receta es magnífica. Junta dos sabores que no a todos gusta, pero que realmente son una combinación perfecta. Es una preparación ideal para acompañar con arroz blanco o unos vegetales salteados. Se puede hacer con hígado de res o de pollo.

Ingredientes (para 8 personas)

  • 1 kilo de hígado de res o de pollo
  • 8 cucharadas de mantequilla
  • 2 cebollas en rodajas
  • 1 cucharadas de harina de trigo
  • 2 cucharadas de polvo de curry
  • 6 lonjas de tocino
  • Sal y pimienta al gusto

Hígado al curry

Preparación

  • Cortar el hígado en rebanadas muy delgadas, si es necesario. Si ya vino cortado desde la carnicería, utilizarlo así mismo.
  • Poner la mantequilla en una sartén. Freír el hígado a fuego lento por 5 minutos. Después, agregar la harina y los otros ingredientes menos el tocino. Freír por 5 minutos mientras se mueve todo para que no se pegue.
  • Freír el tocino aparte y juntar al final con el resto de los ingredientes.
  • Servir con arroz blanco o vegetales salteados.

También le puede interesar: Muslos de pollo en salsa de champiñones y parmesano.

Receta del libro La cocina de tía Matilde. 

Comments

comments