Rollitos rebozados de calabacín con jamón y queso
Foto: 123rf.com

Siempre se ha de buscar hacer cosas nuevas en la cocina. Tomar insumos cotidianos y brindarles un giro puede resultar divertido y le permite variar su menú regular. Estos ricos rollitos rebozados de calabacín son fáciles de preparar y constituyen una gran manera de probar este vegetal, aquí con un relleno de jamón y queso. Manos a la obra.

Rollitos rebozados de calabacín con jamón y queso

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • 100 g de jamón cocido en lonjas
  • 100 g de queso en lonjas
  • Harina para rebozar
  • 1 huevo
  • Sal al gusto
  • Aceite para freír

Preparación

  • Con un pelador de papas, hacer lonjas muy finas del calabacín, de apenas 1 milímetro de grosor y reservarlas en un plato. Para esto, pasar el pelador a lo largo del mismo procurando que no se rompan.
  • Sobre cada lámina de calabacín poner una lonja de jamón y luego otra de queso. Todo debe estar cortado con la misma anchura sin que nada sobresalga, esto para que al momento de freír no se abran.
  • Enrollar los calabacines dejando el jamón y el queso en el interior, en forma de rollitos.
  • Poner la harina en un plato y el huevo, previamente batido, en otro.
  • Pasar los rollos de calabacín por harina y huevo batido, siempre siguiendo ese orden para que el rebozado quede bien.
  • En una sartén, calentar abundante aceite. Es importante que el aceite cubra los calabacines rellenos por completo para que no se abran durante la fritura. Si cree que alguno está propenso a abrirse, puede freírlo con un palito de cocina.
  • Freír durante unos 2 minutos cada calabacín rebozado relleno de jamón y queso. Cuando estén dorados, pasar a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Servir y disfrutar.

También le puede interesar:  Ricas berenjenas rellenas de mejillones

 

Comments

comments