Suiza es la madre del fondue, una receta cremosa tradicionalmente preparada con queso. Este plato tiene diversas combinaciones alrededor del mundo: de carne, chocolate o cerveza. En esta oportunidad añadiremos un toque de whisky para darle más vigor al resultado final. Acompáñalo con pancitos crujientes o palitos de zanahoria.

Fondue de whisky

Rinde 8 porciones

Ingredientes

  • 450 gramos de queso cheddar, rallado
  • 225 gramos de queso manchego, rallado
  • 2 cucharadas de maicena
  • 2 dientes de ajo, cortados por la mitad
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 3 cucharadas de whisky
  • Sal y pimienta recién molida

Preparación

  • En un tazón, mezclar los quesos con la maicena.
  • En una sartén, saltear los dientes de ajos por tres minutos, luego descartar. Agregar el vino y llevar a fuego lento. Añadir la mezcla de queso en cuatro lotes; batir constantemente a fuego moderado y dejar que el queso se derrita por completo entre cada lote.
  • Añadir el whisky y revolver hasta que el fondue empiece a burbujear, tres minutos.
  • Sazonar con sal y pimienta.
  • Servir.

Comments

comments