Prepare un carpaccio de calabacín

Si algún oficio da la libertad de crear, innovar y renovar, este es, sin duda, la cocina. Los amantes de esta actividad no tienen por qué limitarse ante conceptos establecidos. Siempre será posible tomar una receta conocida y darle un giro de 180 grados y verla de otra manera. Esta deliciosa preparación de carpaccio le dará la oportunidad de disfrutar de una forma distinta este tradicional plato.

En esta oportunidad, unas deliciosas láminas de calabacín toman el protagonismo. Esto se acompaña con tomates secos, piñones, queso parmesano y una rica salsa. Una excelente opción para renovar el recetario.

Carpaccio de calabacín

Ingredientes

  • 1 calabacín grande
  • 2 tomates secos en aceite
  • 50 gramos de piñones
  • 50 gramos de queso parmesano
  • Aceite de oliva extravirgen
  • 1 limón
  • Sal

Preparación

  • Lavar bien el calabacín y cortarlo en láminas lo más finas posible. Si bien puede hacerse con un cuchillo lo ideal es que se acuda a un rallador de cocina que permita hacer las rodajas. Reservar.
  • Escurrir y cortar los tomates secos en dados pequeños y reservarlos.
  • Preparar el aliño que acompañará al carpaccio. Exprimir el jugo de medio limón y  añadir un buen chorro de aceite de oliva y una pizca de sal. No agregar tanta sal ya que el parmesano también posee esta característica.
  • Mezclar enérgicamente el aliño para emulsionar. Reservar.
  • Para preparar el plato: en una fuente o plato llano y grande distribuir las rodajas de calabacín sin amontonarlas mucho y haciendo que formen una especie de mosaico.
  • Poner por encima los daditos de tomate y luego los piñones. Cortar el queso parmesano en láminas lo más finas posibles y colocarlas sobre la preparación.
  • Por último, verter la salsa preparada sobre el carpaccio para agregar sabor. Servir.

También le puede interesar: Papas funeral, su nombre no expresa lo deliciosas que son

 

Comments

comments