Un día de playa o simplemente una tarde en el parque es una buena opción para llevar una ensalada primavera con pasta. Este tipo de preparaciones es perfecto ya que no necesita calentarse y se puede comer frío, con tenerla la noche anterior en la nevera es suficiente.

Su variedad de colores y las texturas de sus ingredientes la hacen una preparación campestre y algo rústica ya que no importa mucho como luzca su presentación. Esta tendencia de fusionar una pasta con una ensalada se ajusta mucho al estilo mediterráneo.

En este tipo de preparaciones se recomienda llevar el aderezo aparte y condimentarla al momento para el calor del momento no la dañe. Además que así estará más fresca y tendrá mejor sabor.

Ensalada primavera

Ingredientes:

  • ½ kilo de de pasta
  • 2 tazas de salsa al pesto
  • 2 cucharadas de tomates secados al sol pesto o 1/2 tomates secados al sol taza de aceite envasados, drenado
  • Jugo de 1 limón
  • 1/2 taza de aceitunas verdes
  • 2 pimientos rojos picados en rodajas
  • 2 mazorcas cocinadas a la parrilla
  • 1 melocotón cortado en dados
  • 1 taza de tomates cherry cortador por la mitad
  • 8 onzas de queso cheddar picados en cubos
  • 6 onzas de queso mozzarella, cortado en cubos
  • Aceite de oliva
  • 1/2 taza de semillas de girasol tostado
  • 1 taza de alfalfa
  • Sal, pimienta negra y pimienta roja molida, al gusto

Preparación:

  • En una olla grande agregar el agua, cuando esté a punto de ebullición agregar la pasta. Cuando esté al dente colar.
  • En un tazón grande mezclar: el pesto, tomates cherry, zumo de 1 limón, aceitunas, pimientos rojos, granos de maíz, melocotón, queso cheddar, queso mozzarella y una pizca de sal , pimienta negra y pimienta roja molida.
  • Añadir la pasta caliente, un poco de chorro de aceite. Agregar la mezcla de vegetales y servir.

Receta vía: www.halfbakedharvest.com

Comments

comments