Navarín de cordero

Aunque es un plato tradicional de primavera, este navarín de cordero se puede comer en cualquier momento. La mezcla de sabores sorprende y a medida que se degusta destacan unos u otros vegetales.

Su origen se debate entre quienes aseguran que el nombre proviene de la Batalla de Navarino (durante la guerra de independencia de Grecia) y quienes la atribuyen a la presencia del nabo en la receta (en francés navet). Hay muchas variantes, dependiendo de las verduras que incorporan, típicas de la primavera, pero siempre con una receta base.

Navarín de cordero

Ingredientes

  • Grasa de carne o manteca para freír
  • 1 cebolla grande picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 1/4 kilo de carne de cordero para estofar u 8 chuletas sin grasa
  • Harina para cubrir
  • Pimienta negra recién molida
  • 400 gramos de tomates
  • 1 cucharada de puré de tomates
  • 2 zanahorias grandes, cortadas en rebanadas
  • 1/4 kilo de nabos, pelados y picados
  • 1 ramillete de hierbas de olor
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Perejil fresco picado para adornar

Preparación

vegetales

  • Precalentar el horno a 160 grados centígrados.
  • Derretir la grasa en una cacerola. Añadir la cebolla y el ajo y freír durante cinco minutos o hasta que estén dorados.
  • Pasar el cordero por la harina condimentada con pimienta negra y freírlo en la olla. Esperar a que esté dorado por todas partes.
  • Agregar los tomates, el puré de tomate y el resto de los ingredientes, menos el perejil. Cuando hierva, cubrir con una tapa refractaria o con papel de aluminio y hornear durante aproximadamente dos horas o hasta que la carne esté suave y casi se desprenda del hueso.
  • Rectificar la sazón, desechar las hierbas y espolvorear el perejil picado antes de servir.
  • Se puede acompañar con puré de papas o papas asadas con cebollín (finamente picado).

 

También le puede interesar: Cremoso puré de papas con crema agria y cebollín

 

 

Comments

comments