De la cocina marroquí: Mrouzia

El mrouzia es un plato marroquí muy apreciado gracias a la combinación de sabores que posee. Se trata de un tipo de tajine muy especial, que se acostumbra preparar para la fiesta musulmana de Eid al Adha, o Fiesta del Sacrificio, en conmemoración del cordero sacrificado por Abraham. La tradición señala que este cordero se ha de dividir en tres partes: unapara el hogar, una para compartir con familiares y amigos y una para los pobres.

Este mrouzia se caracteriza por ser un estofado de cordero muy aromático gracias a la mezcla de especias conocida como Ras el hanut ; además tiene un placentero gusto dulce debido a la cantidad de miel que lleva.

Receta mrouzia marroquí

Ingredientes

125 ml. de agua

2 kgs de carne de cordero cortada en dados

1/2 cucharadita de calvos

3 tazas de caldo de pollo o vegetales

1/2 cucharadita de nuez moscada

Cilantro

1/2 cucharadita de cardamomo molido

2 ramas de canela

1/2 cucharadita de pimienta de cayena

Pizca de cúrcuma en polvo

1 cucharada de paprika

Sal al gusto

115 gr. de mantequilla

2 cebollas medianas finamente picadas

1 echalota finamente picada

4 dientes de ajo finamente picados

1 taza de zanahoria cortada en dados

220 gr. de almendras repeladas

1 taza de albaricoques secos picados finamente

Chorrito de jugo de limón

100 gr. de miel

Preparación

Combina todos los condimentos con los 125 ml. de agua. Coloca los dados de cordero en un bowl y vierte esta mezcla, esparciéndola para que toda la carne quede húmeda. Cubre y refrigera para marinar, preferiblemente una noche completa.

En una cacerola, derrite la mantequilla y agrega las cebollas, echalota, ajo y ramas de canela y saltea unos 8 minutos. Saca las ramas, agrega la carne en la cacerola, cubre con el caldo y lleva a hervor.

Reduce el fuego y cocina tapado por media hora. Destapa y deja que se reduzca un poco más, sin que llegue a estar completamnte seco.

Agrega la miel, frutos secos y zanahorias. Continúa cocinando a fuego lento unos quince minutos. Cuando esté casi listo, añade un chorrito de limón y rectifica la sal.

Sirve con cuscús, arroz o pan árabe.

Comments

comments