Vía saltandlavender.com

En esta receta aprenderás a realizar unas deliciosas albóndigas al horno con queso. Es ideal para las amantes del queso, perfectas para disfrutar con cualquier guarnición. Toma nota y sorprende con su exquisito sabor:

Albóndigas al horno con queso

Ingredientes

Para las albóndigas

  • 1 kilo de carne molida
  • 1 kilo de carne de cerdo molida
  • 2 cucharaditas de orégano seco
  • 1/2 cucharadita de salvia
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • 5 dientes de ajo picados
  • 1 huevo
  • 1/3 taza de pan rallado
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto

 

Para la salsa

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana, picada
  • 4 ramitas de tomillo fresco (quitar las hojas)
  • 8 hojas de albahaca fresca
  • 1 lata de tomates
  • 1 taza de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de salsa inglesa
  • 1 diente de ajo picado
  • Sal y pimienta al gusto

 

Para cubrir la sartén

  • 1 taza de mozzarella rallada
  • 1 taza de queso parmesano rallado
Vía saltandlavender.com
Preparación
  • Rallar el queso parmesano y el queso mozzarella. Precalentar el horno a 375° y forrar una bandeja de hornear con papel de aluminio.
  • Preparar las albóndigas agregando todos sus ingredientes a un tazón grande y mezclar suavemente con las manos y formar 18 albóndigas. Colocarlas en la bandeja y hornear durante 20 minutos.
  • Mientras tanto, hacer la salsa en una sartén profunda, a prueba de horno. Picar la cebolla y luego saltear en el aceite durante unos 5 minutos a fuego medio-alto. Agregar los ingredientes restantes de la salsa y cocinar a fuego lento durante otros 5 minutos.
  • Sacar las albóndigas del horno y agregarlas a la sartén en una capa uniforme. Colocar la sartén en el horno durante 20 minutos para asegurarse de que las albóndigas estén cocidas y que la salsa espese un poco más.
  • Retirar la sartén del horno y espolvorear el queso mozzarella y parmesano encima. Colocar nuevamente en el horno durante otros 10 minutos. Si lo desea, asar por unos minutos más para dorar el queso. Servir inmediatamente con pasta, pan, o ensalada. Disfrute.

También te puede interesar: Bulgogi: un plato típico de la gastronomía de Corea

Comments

comments