Vía cookingclassy.com

El pollo nunca falla, y aunque muchos comensales se muestran renuentes a las pechugas, pueden estar seguros de que las de esta preparación quedan suficientemente jugosas y aromáticas con la salsa de mantequilla, ajo y ricas hierbas. No obstante, si lo prefiere, puede utilizar la pieza de su preferencia.

Lo ideal de este platillo es servirlo con acompañantes que también armonicen con la salsa. Unas papas rústicas al horno, vegetales y espárragos salteados, o un arroz blanco, podrían ser la guarnición ideal. Una ensaladita verde con tomates cherry también quedaría fenomenal.

Pollo en salsa de mantequilla, hierbas y ajo

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 1 ½ cucharadas de ajo picado (4 dientes)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra recién molida
  • 1/3 taza de caldo de pollo
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de salvia fresca picada
  • 1 cucharadita de tomillo fresco picado
  • 1 cucharadita de romero fresco picado
pollo en salsa de mantequilla
Vía cookingclassy.com

 

Preparaciones

  • Calentar una sartén grande a fuego medio-alto. Aplanar las partes más gruesas del pollo con un martillo de cocina. Secarlo con toallas de papel y sazonarlo por ambos lados con sal y pimienta. Colocar aceite en la sartén y agregar el pollo. Dorar durante 5 o 6 minutos por lado. Reservar.
  • Bajar el juego y derretir una cucharada de mantequilla en la misma sartén. Agregar el ajo y la salvia, saltear hasta que se dore ligeramente sin dejar que se queme. Verter el caldo de pollo y desglasar bien.
  • Colocar la mantequilla restante y agregar el tomillo y el romero. Revolver hasta que se derrita la mantequilla. Colocar el pollo y salsear por 2 minutos.
  • Servir caliente con papas o vegetales.

También le puede interesar: Pimentones a la turca del chef Ángel Lozano.

Receta del portal Cooking Classy.

Comments

comments