La creatividad es muy necesaria para romper la rutina en un área tan importante para la felicidad como lo es comer. Se trata de experimentar con recetas para explorar nuevas sensaciones y sabores. El pollo es perfecto para esta dinámica. Su versatilidad le otorga facilidades para acoplarse a cualquier preparación, por más sencilla o compleja que sea.

En esta ocasión, unos excelentes trozos de pechuga de pollo viajan al aceite caliente de la sartén para fritarse. El toque distinto y especial está en el empanizado: se hace con nachos de queso. Una combinación crocante y deliciosa para degustar una propuesta divertida.

Pollo frito con nachos de queso

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 150 gramos de nachos de queso
  • 1 huevo
  • 100 gramos de harina
  • Pimienta negra molida
  • Aceite vegetal
  • Sal

Preparación

  • Cortar la pechuga en cuadros medianos. Salpimentar al gusto y reservar.
  • Triturar los nachos hasta hacerlos casi polvo.
  • En un recipiente hondo batir el huevo.
  • Aparte, poner la harina y los nachos triturados en dos platos separados.
  • Rebozar el pollo pasando los trozos por la harina hasta que queden bien cubiertos, después bañarlos con el huevo y por último pasarlos por los nachos.
  • Verter aceite en una sartén, hasta cubrirla con aproximadamente un dedo y llevar al fuego.
  • Cuando el aceite esté caliente, freír los trozos de pollo a fuego medio por ambos lados. Retirar a un plato con papel absorbente. Dejar escurrir y servir.

También le puede interesar:  Sándwich relleno con queso y huevo frito

Comments

comments