pollo estofado

Un buen estofado debe ser potente, concentrado y muy aromático. El plato está basado en muslos de pollo, con champiñones y papitas que, con su almidón, le dan más cuerpo al platillo. Se puede servir solo con un buen trozo de pan al lado para aprovechar todos los jugos, o bien con una tacita de arroz blanco.

Una ensalada verde tampoco le queda mal. Todo depende del gusto del comensal. Notará los ricos sabores que le aportarán las hierbas como el tomillo y el romero. Después, lo agradecerá.

Pollo estofado con papas y champiñones

Ingredientes (para 4 personas)

  • 700 gramos de muslos de pollo deshuesados y sin piel cortados en trozos
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 1/2 tazas de cebolla en cubos
  • 200 gramos de champiñones fileteados
  • 1 taza de célery picado
  • 1 taza de zanahorias en cubitos
  • 4 1/2 tazas de caldo de pollo, dividido
  • 1 1/2 cucharadas de ajo picado
  • 400 gramos de papas rojas o papas colombianas partidas a la mitad
  • 2 cucharaditas de romero fresco picado
  • 2 cucharaditas de tomillo fresco picado
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • 2 cucharadas de mantequilla, divididas
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
Preparación
  • Calentar el aceite en una olla grande a fuego medio-alto. Agregar el pollo y cocinarlo volteándolo de vez en cuando durante seis minutos en total. Luego, transferir el pollo a un plato y dejar la grasa en la sartén.
  • Reducir el fuego a medio. Añadir las cebollas, las zanahorias, el célery y saltear durante cinco minutos. Incorporar el ajo y cocinar un minuto más. Verter 3 1/2 tazas de caldo de pollo, las papas, romero, tomillo y sazonar con sal y pimienta al gusto. Llevar a ebullición y agregar los champiñones.
  • Disminuir el fuego a medio-bajo, llevar el pollo a la cacerola, cubrir y cocinar a fuego lento revolviendo ocasionalmente, hasta que las papas estén tiernas, aproximadamente 25 minutos.
  • Durante los últimos cinco minutos de cocción, en otra olla pequeña, derretir la mantequilla a fuego medio. Agregar la harina y cocinar batiendo constantemente, un minuto. Mientras se bate, verter la taza de caldo de pollo restante. Luego, cocer batiendo constantemente hasta que la mezcla hierva y se espese. Retirar del fuego.
  • Verter la mezcla de harina que debe haber quedado parecida a una bechamel en el estofado. Agregar el perejil y servir caliente.

También le puede interesar: Sopa de tomate a la polaca, ¡llena de gusto!

 

Comments

comments