Arroz chino

El arroz chino, también conocido como arroz frito, es acompañado normalmente con carnes, pollo, cerdos o mariscos. La versión difundida en occidente tiene sus orígenes en la cocina chino-estadounidense de los inmigrantes que llegaron a la ciudad de San Francisco.

La idea principal de esta receta era tomar las sobras del día, como carnes y verduras, entre otros, y mezclarlas con arroz.

Arroz chino para principiantes

Ingredientes

  • Arroz blanco refrigerado, preferiblemente hecho de la noche anterior.
  • Manteca de cerdo o aceite vegetal.
  • Proteínas de tu preferencia. Puedes optar por una combinación de pollo y camarones ó trozos de carnes de res y chuletas.
  • Los vegetales que consigas en la nevera. Te recomendamos usar zanahoria, apio, guisantes, brotes de soja, cebollín y, muy importante, jengibre fresco.
  • Jengibre.
  • Salsa de soya.
  • Huevos revueltos, hechos previamente.

Preparación

  • Utilizar un wok o una sartén grande y profunda y calentar al máximo.
  • Añadir la manteca de cerdo (se puede sustituir por aceite vegetal).
  • Saltear las carnes una a una por aproximadamente cuatro minutos.
  • Reservar las proteínas en un recipiente aparte y comenzar a saltear los vegetales en el mismo wok con una cucharada extra de grasa.
  • Saltear primero el jengibre, con precaución porque se puede quemar muy rápido.
  • Agregar uno por uno los vegetales: zanahoria, apio, guisantes, brotes de soja, excepto el cebollín. Ponle un toque de sal ó de salsa de soja.
  • Incorporar el huevo previamente cocinado.
  • Agregar las carnes.
  • Mezclar bien.
  • Agregar el arroz blanco poco a poco para poder ir removiendo e incorporando todos los ingredientes. 
  • Agregarle dos cucharadas de salsa de soja para darle un toque de color y extra de sabor.
  • Puedes agregar perejil al apagar el fuego.

También puede interesarte: Irresistibles pinchos de pollo con pimentón y cilantro

 

Comments

comments