Risotto al vodka por Piaspia

En los años 90 Caracas era sinónimo de alta gastronomía. Uno de los restaurantes destacados era Primi. Moderno, elegante, bañado por una  luz natural que venía de la gran cúpula central altísima de vidrio en el techo. Me encantaba almorzar allí. Su dueño era Jean Paul Coupal, gran restaurateur y de los pioneros en usar productos e ingredientes locales venezolanos.

Coupal organizaba festivales gourmet en su restaurante siendo uno de los más famosos el Festival del camacuto, un camarón gigante de río que se recoge artesanalmente al comienzo de la temporada de lluvia en junio y julio.

En aquel entonces yo tenía 21 años, edad en la que te sientes que sabes mucho pero no sabes nada. Si me vieran la cara mientras escribo estos recuerdos solo notarían mi gran sonrisa. Me encantaría poder viajar con mis hijos al pasado y mostrarles todo eso que vi, viví, disfruté, aprendí y que es parte de lo que hoy soy.

Soy de las personas que cuando me gusta un plato en algún restaurante suelo repetirlo, una y otra vez. Entre mis favoritos había un risotto al vodka con unas huevitas de pescado (lumpo) que cuando unías el arroz con ellas aquello se convertía en una delicia rosada con la explosión de las pequeñas huevas.

Esta receta es tratando de revivir aquel sabor que aún mantengo en mi memoria. Posiblemente, lleve algún extra de crema de leche o algún ingrediente secreto que me encantaría descubrir.

Risotto al vodka

Ingredientes (para 6 personas) 

  • 540 gr de arroz arborio (calculamos 90 gramos por persona)
  • 100 gr de buen queso parmesano rallado finamente
  • 1 cebolla blanca mediana picada en cuadritos
  • 2 cucharadas de mantequilla fría
  • Aceite de oliva
  • 1/2 taza de vodka
  • 6 tazas de consome de pollo
  • Huevas de lumpo rojas (puedes utilizar huevas de salmón o de cangrejo)
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

* En una olla mantenemos el consomé caliente.
* Pelamos y picamos la cebolla en cuadritos. En otra olla calentamos el aceite de oliva y agregamos las cebollas a fuego medio hasta que estén transparentes.
* Vertimos el vodka, dejamos reducir un minuto y añadimos el arroz. Con * cuchara de madera dejamos cocinar por cuatro minutos a fuego alto.
* Con un cucharón incorporamos el consomé poco a poco a medida que este se vaya secando, siempre removiendo. Repetimos cuantas veces sea necesario hasta que el arroz esté cocido (entre 15 y 18 minutos). * Retiramos la olla del fuego, incorporamos la mantequilla fría y el parmesano rallado, y unimos con fuerza para obtener un arroz cremoso. * Punto de sal y pimienta al gusto .
* Servimos el arroz y con ayuda de una cuchara pequeña hundimos el centro para allí colocar las huevas. Servir inmediatamente.

¡Espero que lo disfruten tanto como yo!, Piaspia la que cocina descalza.

También puede interesarte: Pappardelle sorpresa con pesto de rúcula

Comments

comments