Pernil de cochino Piaspia

Me gusta marinar el pernil, mínimo, 48 horas. Les cuento como comenzar.

Primero, limpia bien el cochino con jugo de limón. Luego, con papel secante, elimina el exceso de agua y limón. Una vez hecho esto, llévalo a un envase para hornear lo suficientemente hondo y grande. Cuando le agregues la marinada, deja refrigerada y ahogada la pierna del lado de la grasa, la parte de afuera del muslo (el muslo tiene dos lados: el que va hacia afuera que es más carnoso y la parte de adentro que es el hueso). Sácalo dos horas antes de hornearlo.

Ingredientes de la marinada

Pernil de cochino Piaspia

  • 8 cebollas moradas grandes, cortadas en el ayudante de cocina muy pequeñas sin llegar a hacerlas puré
  • 1 cabeza de ajo sin la vena interior, triturada con un poco de sal (una cucharadita) en un mortero de modo que el ajo no resbale y se desprenda mejor su aceite
  • 3 botellas de malta (aproximadamente, 1 litro)
  • 1 litro de jugo de naranja fresco y ácido
  • 2 tazas de vino tinto
  • 2 hojas de laurel
  • 4 cucharadas de salsa inglesa
  • Tomillo y romero frescos, triturados con la cebolla a discreción (yo le pongo suficiente)
  • Pimienta fresca. No le pongo sal a la marinada propiamente, solo empleo la cucharadita para triturar los ajos
  • Media taza de azúcar moreno para el final de la cocción

Preparación

Pernil de cochino

Precalienta el horno a 400 grados Farenheit (204 grados C) en convección Roasted. Voltea la pierna de cochino con la grasa hacia arriba y con una cuchara cubre con mucha cebollita. Tapa a la perfección la bandeja de hornear para que no se escape nada. Mi olla roja de peltre tiene tapa. Calcula 40 minutos por kilo tapado, después debes destapar y subir la temperatura a 450. Le riego más cebollitas que se cocinaron por horas en la salsa. Péscalas con la ayuda de una cuchara, colócalas encima de la grasa y rocía el azúcar moreno. Deja que se fundan las cebollas con el azúcar y se tornen dorado oscuro. Esto puede tomar entre 30 y 40 minutos. En ese momento saca el pernil del horno y déjalo reposar. Saca la salsa del envase y agrégale sal al gusto. Retira el exceso de grasa, pero deja un poco.

En esta receta el pernil se deshace, queda muy suave, así que devuelvo la salsa de nuevo al envase y con tenedores voy deshilachando la carne que va quedando dentro de la salsa. Para servir pongo sal Maldon en la mesa para que cada quien le dé el toque personal.

¡Espero que lo disfruten tanto como nosotros!

TIP: Si tu envase no tiene tapa y necesitas taparlo con papel aluminio, hazlo tipo carpa para que el aluminio no se quede pegado del chicharrón que se va a formar arriba.

También puede interesarte: Torta de avellanas, inspirada en un delicioso viaje 

Comments

comments