Esta mesa de navidad aparentemente es más que tierna, esconde un mensaje importante. Es un cuento de un pequeño pueblo visitado por animalitos propios del invierno.

En esta historia coloque los animales en parejas o en familia. Un detalle importante como un mensaje para estas fechas.

El calor de la gente que te ama y que tu amas, la alegría que generan estas fechas, la imaginación, la ingenuidad de creer en lo que no vemos, la amistad y que no hay nada más divino que tener a alguien a quien abrazar, decirle lo importante que es para ti, compartir lo que tienes y disfrutar esos momentos para convertirlos en magia.

No es un secreto que los niños aman la navidad, pero también es cierto que los adultos añoramos esos días de ilusiones, sueños, magia y esa inocencia maravillosa característica de los niños.

En esa etapa todo es nuevo, asombroso y lleno de cosas por descubrir

Con la velocidad que llevamos nuestras vidas dejamos aparte estos detalles que van a hacer diferencia en el futuro de nuestros hijos.

Hoy diseñe esta mesa, emocionada de pensar que ahí  estarán compartiendo los hijos de mis mejores amigos de la infancia con mis hijos.

Haciendo que construyan historias juntos, que extrañen volver a verse, que deseen compartir de nuevo una comida juntos, pero la misión final es que lleven esta tradición a sus hogares el día que decidan formarlo.

¡Eso no tiene precio!

En la mesa del Buffet también coloque esa historia. Haciendo una experiencia completa para los papas e hijos.

¡Jamás perdamos ese niño que llevamos dentro!

Piaspia, la que cocina descalza.

Comments

comments