Menú asiático piaspia

La gastronomía asiática, me atrevería a decir, nos hace felices. Está repleta de sabores explosivos, sorprendentes, divertidos y, a la vez, muy elegantes.

En esta oportunidad, nos sentamos a organizar un comida muy especial para celebrar a una amiga que está en la dulce espera de ¡morochos! ¡Qué felicidad tan grande cuando nos comunicó esta noticia! Me fui en llanto. Bueno, les confieso que soy bastante sentimental.

Se sumaron dos

Piaspia mesa asiática

Inicialmente, éramos diez, pero dos días antes de la comida, recibimos una llamada de una pareja de amigos que nos comunicaban que se casarían por civil… ¿Cómo no sumar este gran anuncio a esa mesa? ¡Qué divino celebrar los momentos de éxito de tus amigos y gente querida!

Sentada con mi amiga Sabrina Nelson, papel en mano, estuvimos decidiendo cuál sería el menú perfecto para esta ocasión. No fue sencillo. Cuando tienes invitados debes estar siempre informada de cada detalle, y uno de los invitados es alérgico a los mariscos y otro no come pescado. Por otra parte, la invitada de honor no come pollo ni carne de res ni de cerdo. Así que, después de tanto pensar y tachar esa hoja como 20 veces, llegamos a un menú que nos haría suspirar a todos, respetando los gustos de cada quien.

Un menú alucinante

Tartare de tomate Piaspia León

De entrada haríamos un tartar de tomate. Secreto, no se lo digas a nadie. Cuando vean la presentación, pensarán que es atún rojo. El factor sorpresa es fascinante.

De segundo, un magret de pato marinado en miso, acompañado de unos tallarines salteados en cebollín y jengibre, además de una ensalada crocante, fría y llena de texturas.

Y para el postre, una fondant de dulce de leche. La idea es que alucinaran con esta variación del original, hecho de chocolate.

Como el menú final fue de sabores asiáticos, la mesa debería tener notas y detalles en la misma sintonía. Negro, naranja, azul, blanco y dorado fueron los colores que me vinieron a la mente para empezar a armar este rompecabezas.

Mesa Piaspia León

Tomé un mantel negro con peces en blanco. Pensarás que nada tenía que ver con el menú. Efectivamente, pero también, aunque esa noche no sirviéramos pescado, en esa comida es de los ingredientes principales.

Tomamos unas flores del jardín, aves del paraíso, y trabajamos también con sus hojas.

Menú asiático

Mi consejo es que te atrevas a combinar cosas que en apariencia no van, pero que cuando todo está armado predomina la armonía.

Por último, no dejes de leer las recetas que voy a postear para que hagas este menú increíble que va a fascinar a todos. Comienzo por decirte cómo preparar el tartar de tomate. ¡Un gran abrazo!

Piaspia la que cocina descalza

También le puede interesar: WAI: Aquí se come con cuchara y tenedor

Comments

comments