Una buena mesa está compuesta de amor, dedicación, detalles y lo más importante, alguien para compartirla.

¿Sabes cómo fue que nació la maravillosa mozzarella? Les aseguro que a lo largo de los años somos muchos los enamorados de este queso difícil de resistirse.

Si nos vamos en un viaje al pasado a La Campiña, al Centro-Sur de Italia, cerca de Nápoles, territorio de los quesos suaves y cremosos como la ricotta, ¡se imaginan que maravilloso seria!

Dice la leyenda que fue un accidente

Cuajadas de queso cayeron en una olla de agua caliente en una fábrica cerca de Nápoles.  Posiblemente exista desde la época de Los Romanos porque ellos producían unos quesos de ovejas, en el siglo 600. La palabra “mozza”, proviene del verbo italiano “mozzare” que significa; para separar/ cortar.

Los Búfalos llegaron a Italia importados de La India Occidental para su trabajo en el campo, años más tarde usarían La maravillosa leche de búfala cremosa y rica en sabor.

Los monjes Benedictinos de San Lorenzo de Capua en eventos religiosos importantes solían ofrecer “mozza” o ” Probatura” si era ahumado, acompañado de un pedazo de pan a los peregrinos.

Esta delicia era hecha de la leche de búfala de agua. Se han encontrado en las viejas  escrituras  de un ilustre cocinero de la Corte Papal llamado Bartolomeo Scappi en el 1580 aproximadamente la palabra “mozzarella” quien creó la fórmula, todo un majar.

El Amor no solo nace del Corazón, también florece en nuestro paladar

Ya entonces es más fácil poder describir lo que sentimos todos los que de alguna manera participamos alrededor de una buena mesa.

Una buena mesa está compuesta de amor, dedicación, detalles y lo más importante, alguien para compartirla.

El día de los enamorados o de la amistad es ciertamente una fiesta completamente comercial, pero es una excusa divertida que podemos convertirla en una ocasión simbólica y de tradición para compartir con los que quieres, ya sea tu pareja o amigos.

Esta mesa que organicé está dedicada a amigos que siempre están ahí, que te dicen lo que deben decir y no lo que tú quieres oír. A los que por más tiempo que dejes de ver la distancia no afecta ni un segundo los lazos que sé crearon, a los que están para ti en los buenos y malos momentos.

Para mí los amigos son un tesoro, si, así mismo, como los cuentos de los piratas, que abres el cofre y está lleno de material precioso, bueno, ¡ese tipo de amistad no tiene precio! Consérvalos y cuídalos que todas las relaciones son autopistas de 2 vías.

¡Que Viva El Amor!

Piaspia, la que cocina descalza.

Comments

comments