yamamoto
Vía thebusinessinsider.com

Japón es un país rico en ingredientes con los que se podría crear un auténtico banquete, así como también es el hogar de increíbles chefs que adoran a morir su cultura gastronómica. Uno de ellos es Seiji Yamamoto, jefe de cocina del Nihonryori Ryugin.

Luce como un tipo sencillo, pero centrado. No usa redes sociales y es poca su interacción con los medios. Sin embargo, por sus habilidades culinarias ha sido reconocido como el quinto mejor chef del mundo, según la lista anual Le Chef. A su vez, su restaurante está en el puesto n.° 7 entre los más reconocidos de Asia, y en el escalón 52 a escala mundial con base en la lista The World’s 50 Best Restaurants.

Nació en la prefectura de Kagawa, en 1970, con el don de cocinar como los más grandes del mundo. Con tan solo 11 años tuvo su primera experiencia frente a los fogones, en los que preparó un platillo de arroz y vegetales que sorprendió a su madre y que provocó que, a partir de ese momento, compartieran ratos cocinando juntos.

Asistió a una academia gastronómica y luego pasó 11 años trabajando con el reconocido chef Hirohisa Koyama del restaurante Aoyagi. Fue tan bueno su desempeño que tiempo después se convirtió en el chef del restaurante Tokushima. En 2003, abrió el Ryugin, su primer y único local hasta la fecha. Actualmente, ya cuenta con tres estrellas de la guía Michelin.

restaurant yamamoto
Afueras del restaurante Nihonryori Ryugin. Vía http://www.nihonryori-ryugin.com/

En 2007, el nipón acaparó la atención mundial al presentar en el Madrid Fusión de ese año un periódico totalmente comestible impreso con tinta de calamar. Es por este tipo de experimentaciones vanguardistas que Yamamoto es hoy una referencia de la cocina internacional y japonesa.

Kaiseki con toques moleculares

El estilo de este sensacional cocinero está bastante claro: lo suyo es una fusión de la cultura típica japonesa con la cocina molecular. Sigue las técnicas Kaiseki, una tendencia culinaria del país asiático que consiste en banquetes o cenas de varios platos, que se caracterizan por el aprovechamiento de los alimentos de estación.

Esto lo combina con los mecanismos modernos de cocción y emplatado desarrollados en lo que se conoce como cocina molecular, que además ameritan de la utilización de ingredientes poco convencionales y exclusivos.

Yamamoto
Seiji Yamamoto – Vía youtube.com

Para Yamamoto, los alimentos japoneses lo son todo, al igual que el respeto a sus sabores naturales. Según este chef, degustar su riqueza local es toda una experiencia sensorial que debería enorgullecer a cualquier nativo, así como deleitar enormemente a los extranjeros. Los pescados y las verduras son parte fundamental de su menú, servidos en formatos tradicionales como sushi, sashimi y sopas.

En su restaurante, aunque no suele haber un mismo menú precisamente por los cambios estacionales, casi siempre se mantiene la misma esencia en los platillos. Por lo general, como lo demanda la cultura Kaiseki, se sirven muchos con porciones pequeñas, principalmente de pescados.

Algunos platos

En la foto del portal Japonismo.com se puede apreciar una especie de bandeja de degustación, que en el sentido de las agujas del reloj está compuesta por sashimi de fugu con ponzu, sashimi de almejas, hígado de rape con miso ki no me, kisu finamente cortada, calamar con sal y lima y, por último, sashimi de estornino.

degustación yamamoto
Plato degustación del Nihonryori Ryugin – Vía Japonismo.com

Asimismo, sabe adaptarse a los sabores extranjeros. En 2016, desarrolló un menú de 25 recetas distintas que mezclaban platos típicos japoneses con el jamón ibérico de la casa Joselito. Entre ellos se podían ver platos como el de solomillo con buñuelos ligeros de erizo de mar crudo al estilo de Hokkaido, y los fideos de carne Inaniwa aromatizados con cidra y aceite de puerro.

plato yamamoto
Solomillo con buñuelos ligeros de erizo de mar crudo al estilo de Hokkaido – Vía joselitolab.com
sopa yamamoto
Fideos de carne Inaniwa aromatizados con cidra y aceite de puerro – Vía joselitolab.com

Es Seiji Yamamoto, todo un artista de la cocina tradicional japonesa y los nuevos movimientos culinarios internacionales.

También le puede interesar: Martin Berasategui, una constelación de estrellas

Comments

comments